Villars se prepara para recibir el Belgrano Sur, con una estación renovada

Está espléndida y hermosa. En la estación de Ferrocarril de Villars se puso a funcionar la nueva iluminación del predio correspondiente al Belgrano Sur.
Esta obra es la primera en ser finalizada en el marco de la vuelta del servicio Marcos Paz – Villars- Lozano – Navarro. Qué es lo que ocurre mientras tanto? Se están reparando rieles, durmientes y vías entre el trayecto Marcos Paz y Villars. De hecho, los vecinos de esta localidad miraban sorprendidos cómo se llevaban a cabo los trabajos en el histórico y mítico “Puente Pajarito”, por donde va a circular también el ferrocarril y le aportará una hermosa vista turística a quienes decidan llegar hasta Villars.

La estación ferroviaria de Villars fue y sigue siendo el edificio principal del pueblo. Fue construida por la Compañía General de Ferrocarriles en la Provincia de Buenos Aires en 1906, como parte de la vía que llegó a Rosario en ese mismo año.
Al año siguiente se extendió el ramal a Nueve de Julio, pasando por Patricios. El empalme de ambos ramales se produce a un kilómetro al oeste de la estación, en el límite de la zona urbana.
Es una de las estaciones más importantes de la línea, con depósito para 6 locomotoras y mesa giratoria, entre otras dependencias. Su momento de mayor actividad se desarrolló entre 1914 y mediados de la década de 1970, cuando se comenzaron a levantar algunos ramales y clausurar otros, cortándose los servicios de pasajeros como los de cargas.
Hasta fines de la década de 1980 era la estación terminal de los servicios locales desde la estación Buenos Aires, en el barrio de Barracas de la ciudad de Buenos Aires.
El último tren que se registra es del año 1999, cuando la concesionaria del momento, Trenes Metropolitano, envió un coche motor liviano y un camión de vía desde González Catán hasta Villars.
Actualmente, el tráfico ferroviario que circula por Villars es parte de los vehículos de vía que posee la Asociación Amigos del Ferrocarril General Belgrano una asociación civil que trabaja por la recuperación del ramal y la infraestructura ferroviaria en conjunto con la empresa Trenes Argentinos Cargas y Logística Línea BELGRANO.

La estación del ferrocarril replicaba una tipología arquitectónica consolidada en sus aspectos funcionales. Albergaba pasajeros, oficinas de mensajería, despacho de encomiendas y la vivienda del Jefe de estación.

 

Si observamos el diseño de las tipologías, podemos constatar las principales características del movimiento academicista francés: la perfecta simetría, caracterizada por una composición austera en la planta y en la fachada; la jerarquización de los espacios, manifestada formalmente a partir de un espacio central de mayor altura y espacios secundarios de menor altura y la precisión en el diseño y los detalles en las fachadas.
En la actualidad, en la edificación funcionan la Biblioteca Popular Local «Don Ricardo Cal» y el primer Museo Ferroviario del Partido de General Las Heras.

La estación es digna de ser un museo histórico, pero en breve será lo que fue..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.