Santos Loza: «Vamos a demandar por mala praxis a quienes atendieron a Romina»

El caso Romina Loza conmocionó a la opinión pública de Marcos Paz. La justicia dictaminará si hubo mala praxis o no. La reacción de familiares y amigos de la chica de 32 años, que deja una hija de 8 años sin mamá, fue visible y hasta enfurecida: se manifestaron en el frente del Hospital Héctor D´Agnillo de Marcos Paz con pancartas, fotos de Romina y hasta pintando el frente del hospital con el común denominador de llamar por “asesinos” a quienes atendieron a Romina.
“Mi hija tenía cálculos en la vesícula y quería liberarse del dolor que no la dejaba dormir tranquila. Siempre la traíamos al hospital para que le proporcionen calmantes. Le tocó una cirugía programada y los pre quirúrgicos salieron bien. Se internó el sábado 13 de agosto a las 8 de la mañana y alrededor de las 9 nos avisan que había tenido un paro cardiorrespiratorio. Según el cirujano, en la anestesia le hicieron la reacción alérgica, pero estaba fallecida. Ella seguía una dieta, se cuidaba mucho”, recuerda Santos Loza a este medio.
“La perforaron por adentro y se desangró. Fue en el inicio de la operación. Quiero creer que ni siquiera le hicieron la reacción alérgica a la anestesia antes de operar. Fueron dos cirujanos los que intervinieron: el cirujano Sebastián López y el ayudante del cirujano Harold Méndez. Los vamos a demandar por mala praxis.
A las horas, cinco familiares nos vimos rodeados por 30 policías y patrulleros. Nos trataron como delincuentes. Hubo negligencia al tratarnos como delincuentes. Nos hicieron leer el informe desde la fiscalía y me voy con el equipo de abogados del Seoca para empezar a trabajar judicialmente.
No sé cuál será mi estado de ánimo ni cómo repercurtirá en mi salud. Romina era una hija ejemplar”, añade Loza. Santos tiene 3 hijos, la mayor tiene 42 y el del medio 36. Romina era la menor.
“Hasta el día de la marcha ninguna autoridad se había comunicado con nosotros. A ellos les gusta que uno vaya a los pies a golpearle la puerta. Hasta que ellos no se vayan, o cambien el hospital, o paguen como corresponde, no paro. El país está mal, hay dificultades que acarrean todo tipo de problemas. Lo único que deseo es que el hospital cambie, esté mejor”, finalizó Santos Loza, papá de Romina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.