Recordando a Alejandro Romay

negro monje para el diarioSi bien hacía bastante tiempo se hallaba alejado de la actividad queRomay en el Teatro EFE lo vio brillar, murió Alejandro Romay, una de las históricas figuras de la televisión argentina.
Si bien no trascendió las causas de su deceso, se sabía que el ex dueño de Canal 9 padecía desde hace años el mal de Alzheimer.
Nacido en Tucumán, el 20 de enero de 1927, Alejandro Argentino Saúl, tal su verdadero nombre, además de empresario televisivo y de la radio, se dedicó a la actividad teatral.
En 1940, siendo aún adolescente, comenzó su carrera como locutor de radio en LV7 Radio Tucumán.1 Posteriormente en 1945, fue nombrado director de LV12 Radio Aconquija -actual Radio Independencia- de la misma ciudad.
En 1947 se trasladó a Buenos Aires, donde continuó con su actividad como locutor y luego como empresario, asumiendo la dirección de Radio Libertad -actual Radio Del Plata- y, a partir de 1960, del Teatro El Nacional.
A fines de 1963 asumió como director general de Canal 9, convirtiéndose en su accionista mayoritario y cambiando su nombre a Canal 9 Libertad, con una programación de carácter popular, centrado en productos masivos.
En 1974, habiendo expirado el plazo de licencia y por decreto del gobierno de María Estela Martinez de Perón, el Estado Nacional intervino los Canales 9, 11 y 13.
En el caso del 9, fue «a punta de pistola» según el historiador de la TV argentina Jorge Nielsen, basado en dichos del propio Romay, quien tras esto decidió emigrar y establecerse en Puerto Rico donde adquirió dos estaciones de radio.
En 1983, previo al retorno de la democracia, regresó a la Argentina y creó la productora Telearte S.A., resultando adjudicatario de la licencia de Canal 9, aunque la entrega recién se hizo efectiva en mayo del año siguiente. La emisora retomó el nombre de Canal 9 Libertad y tuvo su etapa más exitosa, convirtiéndose en líder de audiencia entre 1984 y 1989.
Durante la década del ’90, Romay amplió su participación en el ámbito audiovisual: en 1991 ganó la licitación de Radio Belgrano (hasta entonces estatal), que bajo su gestión pasó a llamarse Radio Libertad; a esto sumó la FM Feeling y la empresa Buenos Aires Cable (BAC); fuera del país, el Canal 41, destinado al público hispano de Miami.
Así y todo, más tarde decidió desprenderse de sus medios: primero de BAC, que fue absorbido por Multicanal (Grupo Clarín); luego de Canal 9, que a fines de 1997 fue vendido al grupo australiano Prime Media; siguiendo con las radios, que en 2000 fueron compradas por el grupo mexicano CIE; en tanto que la televisora de Miami quedó en manos de su hijo Omar.
En 1997 recibió una Mención Especial de los Premios Konex por su trayectoria y aporte a la comunicación y el periodismo en Argentina.
Actualmente era como propietario del Teatro El Nacional de Buenos Aires y del Teatro Nuevo Alcalá de Madrid, España.
Estuvo casado con Leonor «Lita» Rosio. Fue padre de Diego, Viviana, Mirta y Omar; este último ha sido su colaborador y continuador en la gestión de sus empresas. Fue abuelo del actor Fernando Tobi, y de Damián y Sabrina Romay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.