Marcha para exigir la recaptura del asesino de Berardi

Familiares y amigos de Matías Berardi, el joven que fue secuestrado y asesinado en 2010, organizaron para este viernes a las 19 una manifestación en el Obelisco de la Ciudad de Buenos Aires. El motivo del acto es para difundir la identidad y exigir la recaptura del autor del crimen del chico de 16 años, quien escapó este domingo pasado del penal de Marcos Paz.

El prófugo se trata de Gabriel «Larry» Figueroa. El delincuente había participado del secuestro de Berardi, cuyo desenlace terminó con el fusilamiento del adolescente en un basural.

«La marcha es para poder difundir su foto y poder encontrar a «Larry» Figueroa. Es el asesino de mi hijo y de otras dos personas, entre ellas un nene de 9 años, Maximiliano Leguizamón. Es muy peligroso», contó Inés Berardi, la madre de Matías en declaraciones a Argentina Despierta, por CANAL 26.

Este fin de semana, Figueroa escapó junto a otro preso, Luciano Javier Campos (36) de la cárcel de máxima seguridad de Marcos Paz. Tras fugarse, el recluso volvió a delinquir el lunes, al asaltar a una pareja en un country de la localidad bonaerense de Cañuelas. Bajo amenaza, se la llevó cautiva hasta el partido de La Matanza, donde la liberó cinco horas después, tras robarle dinero y una camioneta. El vehículo todavía no apareció.

«Él se escapó a través de una ventana. A nuestro entender tiene que haber algún tipo de complicidad en la cárcel, aunque no está comprobado. Es un penal de máxima seguridad. Tenemos que ver quién fue la persona responsable (en la prisión) y qué es lo que pasó. Es otra de las cosas por las que estamos movilizándonos», afirmó Inés sobre el asesino de su hijo.

El Servicio Penitenciario informó que los detenidos de Marcos Paz habían sido trasladados la noche del sábado, luego de cenar, al salón de usos múltiples de la unidad, donde se cree que Figueroa y Campos atravesaron una ventana rota para acceder a un patio externo. Según los primeros peritajes ordenados por la Justicia, los reclusos rompieron al menos cuatro cercos perimetrales y recorrieron entre 150 y 200 metros hasta la calle donde completaron la fuga sin ser descubiertos por los guardias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.