Un orgullo local, desde la técnica se fabricará iluminación LED

La historia parece de una película de ficción, en un país donde todo cuesta el doble, pero también un sueño puede transformarse enEstadio único Con Mirta Iparraguirre Estadio único directordocentes alumnos inspectora Innovar Tecnopolis Mendoza una realidad. Así es como el profesor Carlos Suárez, ese simpático hincha de Boca que se ganó el cariño de sus alumnos y el reconocimiento en 2012 por ser el mejor docente del distrito, soñó, junto a un grupo de alumnos de 3er año, con fabricar, desde la escuela técnica Juan XXIII de Marcos Paz, una luminaria para alumbrado público con tecnología LED capaz de reducir el consumo de energía eléctrica del municipio. En poco tiempo, la escuela producirá luminarias LED en el marco de las actividades de taller, para su posterior comercialización a través de la cooperadora. Pero vayamos por etapas…
Allá por el 2010 los alumnos Jimena Uliarte y Enzo Chianelli expusieron como proyecto científico en la Feria de Ciencias local, en Avellaneda y Roca, la hipótesis acerca de lograr eficiencia energética utilizando tecnología LED en el alumbrado público, con la supervisión de los docentes y el director Fabián Di Nardo presente en esta nota. Cabe destacar la participación de los alumnos de la institución en la Feria Provincial de Ciencias en el año 2008, con la fabricación de los semáforos y balizas con tecnología LED.
“Ese mismo año fuimos al CIOp (Centro de Invesigaciones Ópticas de la Universidad de La Plata) para realizar consultas sobre el tema y nos dijeron que el LED no iba a servir para el alumbrado público porque no daba la cantidad de lúmenes por Watt. Pero nosotros teníamos conocimientos previos de que en China se estaba aplicando esta tecnología. Quizá en ese momento ellos quisieron proteger el negocio de quienes fabrican lámparas convencionales”, sostuvo Suárez.
El interés surgió por el gran consumo de electricidad que se generó en el país hasta que se obligó a los usuarios al cambio de lámparas por bajo consumo. “Pero en el alumbrado público jamás bajó el consumo”, agregó Tomás Arrigoni (16), quien cursa quinto año en la escuela y es uno de los alumnos sumados al proyecto actual. Lo que motivó a docentes y alumnos a fabricar los prototipos de una luminaria de LED, fue que iluminan casi el doble que las de sodio (las amarillas, actuales), gastan muchísima menos energía eléctrica (un 65%) y a la vez no sólo cuidan la ecología y el medio ambiente, si no que son más resistentes a los embates climáticos (tienen una vida útil de aproximadamente 10 años contra unos dos años de las viejas lámparas de sodio).
“En 2011 participamos en la Feria de Ciencias Provincial en Tecnópolis con otro prototipo de alumbrado público. Obtuvimos el 9º puesto. Al volver a Marcos Paz, el Municipio nos entregó un reconocimiento, por nuestra participación en la Feria, en el ámbito de la visita del Ministro de Ciencia Tecnología e Innovación Productiva. Nos contactamos con Tomás Ameigeiras, coordinador en Tecnópolis y propusimos realizar una prueba piloto con el prototipo en nuestra ciudad”, cuenta Suárez. Al mismo tiempo se esbozaba un proyecto para el reemplazo de las 33 luminarias de las calles que rodean la plaza principal y se concebía el modelo final a instalar, el cual fue registrado en el INPI (Instituto Nacional de la Propiedad Industrial), constituyéndose en un objeto único. El proyecto fue aprobado y financiado por el Ministerio. Fue una prueba piloto exitosa.
En 2012, la institución recibió la mención especial otorgada por el Ministerio de Educación de Santa Fe, en la Feria Nacional de Ciencia, Arte y Tecnología llevada a cabo en el Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA).
Ya en 2013, la Juan XXIII participó de la Feria de Ciencias Regional en General Rodríguez en el área de Emprendedorismo, donde el colegio aportó una caja de producto terminado, el packashing, y la marca que fue debidamente registrada. Demian Errichielo, Enzo Chianelli y Tomás Arrigoni fueron los alumnos expositores, quienes les explicaban a los visitantes los beneficios de usar iluminación LED. Después de Rodríguez, la escuela local obtuvo el lugar para exponer en el Estadio Único de La Plata, en la Feria Provincial. En el gigantesco campo de juego, se desplegaron más de 350 stands, en un certamen interescolar, y Marcos Paz obtuvo el primer lugar. Los profes destacan la participación del docente Luis Zavidowski. La institución también obtuvo un premio donde quedó segundo en un concurso internacional organizado por la Cámara Argentina de Electrónica, Electromecánica y Luminotecnia (CADIEEL). Los marcospacenses ganaron un premio de 3 mil pesos, que se destinó a la Cooperadora Escolar. Por otro lado, el proyecto fue seleccionado para participar en INNOVAR 2013, evento que se llevó a cabo en el microestadio de Tecnópolis; allí fueron a exponer los alumnos Santiago Magneti y Patricio Fernández, acompañados por los docentes Diego Ríos y Marcelo Ercoli. El proyecto integra el catálogo de inventos.
De La Plata el colegio saltó hasta Mendoza, ya en el certamen Nacional, y entre los quince representantes de Buenos Aires, Marcos Paz obtuvo fue elegido entre los 22 destacados (mejores proyectos), entre 276 expositores. Luego de Mendoza vino La Pampa y el trabajo obtuvo un 2do puesto detrás de un proyecto solventado por el CONICET y haciéndole frente a todas las universidades e institutos tecnológicos del país. Lo que significa un orgullo para la localidad, y lo que justificó que nuestra ciudad estuviera dentro de los 22 proyectos seleccionados que representarán a la Argentina en las Ferias de Ciencias que se llevarán a cabo en América, durante este año. Los alumnos Demian Errichielo, Tomás Arrigoni y el profesor Suárez, viajarán a representar a la Argentina: será en Ecuador, Brasil u otro destino, de acuerdo a lo estipulado por el Ministerio de Educación de la Nación. La idea es presentar la viabilidad del proyecto con su respectivo packaging, marca registrada y producto terminado.
Pero para llegar a este final, los profesores, alumnos, familias y toda la comunidad de la Juan XXIII, durante cuatro años, dedicaron muchas horas extras de su tiempo libre, pusieron mucho dinero de sus bolsillos para viajes a centros de investigación como INTI, costos de registro de producto, marca, etc. Finalmente se logró un nuevo aporte de Ministerio de Ciencia y Tecnología de la Nación, fondo que les permitirá, adquirir la maquinaria para que desde esta misma institución se fabriquen los dispositivos de iluminación que permitirán el reemplazo de importación, y sobre todo permitirá que los alumnos de la escuela se capaciten trabajando y que desde los municipios de las provincias y desde otros sectores, aparezcan los primeros clientes en darse el gusto de estar mejor iluminados, invirtiendo un poco más de entrada, pero sacándole el fruto con los años, dado que el sistema LED economiza dinero y cuida el medio ambiente, consume muchísima menos energía eléctrica. Final feliz de la historia y aplausos de pie, la Juan XXIII no sólo educa a la comunidad, si no que cuida .el medio ambiente.
Entrevista y texto:
Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *