Un médico de la cárcel de Marcos Paz fue despedido por haberle tomado fotografías a un recluso

La Procuración Penitenciaria de la Nación denunció que un médico del organismo fue insultado y echado del penal de Marcos Paz por agentes penitenciarios cuando quiso fotografiar a un interno que, según explicó, denunció agresiones.
Mientras, voceros del Servicio Penitenciario Federal (SPF) aclararon que “en ningún momento el médico fue agredido o intimidado sino que se le exigió, como es norma, que no use el teléfono celular ni tome fotogafías dentro del penal”, y sostuvieron que “el interno no efectuó ninguna denuncia” sobre eventuales maltratos.
A través de un comunicado, la Procuración informó que el doctor fue a revisar a un interno que habría recibido una golpiza y al momento de auscultarlo y querer sacarle fotos con su celular para registrar las supuestas heridas, dos agentes “se abalanzaron para quitarle el teléfono, y como el médico se negó a entregárselo, lo insultaron, y lo echaron a los empujones del penal”.
Según el organismo, el SPF explicó que la Procuración no tiene facultades para tomar fotos a los internos sino que sólo puede revisarlos. La Procuración dijo que presentó un hábeas corpus a favor del interno para que “no sufra represalias” y denunció al Servicio por maltratos y lesiones al interno, por amenazas e intento de agresión al funcionario y por incumplimiento de los deberes de funcionario público al impedir que el médico cumpliera con las funciones que le son propias.
El propio procurador, Francisco Mugnolo, dijo que el interno ya fue trasladado a otro lugar de detención por orden de la Justicia de Morón. En tanto, los voceros del SPF negaron esta noche que el interno haya efectuado denuncias sobre lo dicho por la Procuración, y aseguraron que no hubo agresiones contra el médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *