Un automóvil embiste a una moto de tránsito, al querer frenarlo

El Jefe de la Patrilla Rural, Claudio Álvarez en conferencia de prensa con los medios locales, dio un panorama de cómo fueron los últimos días de la Ciudad del Árbol. Contó que el fin de semana del 8 y 9 de febrero, fueron días muy tranquilos ya que por la lluvia y el mal tiempo, no hubo demasiada actividad nocturna, por lo cual no se registraron inconvenientes.
Informó que todas las mañanas se hacen recorridos sobre la ruta 40, para efectuar control desde la entrada hasta la salida de Marcos Paz. Aunque hay efectivos de policía de vacaciones, afirma que hasta el momento no hubo complicaciones de personal ni de móviles.
De la charla con la prensa, también participó el señor Silvano Prestín, Jefe de Tránsito, quien comenzó exponiendo el accidente que se provocó entre un vehículo utilitario y una moto: “El vehículo violó la luz rojo del semáforo de la calle Alem y casualmente nuestras motos estaban recorriendo y le advierten de la infracción, hacen señas para que se detenga. El automovilista avanza, gira en la calle Ramón Melgar y ahí se lo pudo frenar. Uno de los motoristas se ve encerrado por el auto perseguido, y el inspector de policía se cae y queda tirado en la calle. Fue derivado al hospital local y se encuentre bien”. Afirmó que la persona que decide traspasar un semáforo en rojo, no le interesa la integridad física de una persona.
Los funcionarios públicos prometen seguir trabajando tanto en la promoción de la educación vial como en los controles que se efectúan por las calles de Marcos Paz. Prestín mencionó la llegada de 27 vehículos de tránsito para que puedan seguir trabajando, “dejamos hasta la vida de nuestros agente en el trabajo, tenemos muchas situaciones que se dan a diario en las cuales nosotros colaboramos, desde el que se descompone en la calle, hasta el que se cae de la bicicleta”.
Aclaró que la acción como jefe de tránsito, llega hasta el acta de una infracción, ya que no pueden hacer uso de la fuerza pública: “Hay más de 170 motos secuestradas por inconductas del uso de las mismas, pero esas personas a las que se le realizaron las multas, consiguen o compran otras motos y vuelve a salir y cometer las mismas infracciones”.
Además, prestín contó que están elaborando un pedido de ordenanza, para que cuando se secuestre una moto, si tiene un caño de escape que no es el original, se lo compacte con la intención de desalentar la venta de esos caños de escape con esos molestos ruidos. Explicó que trabajan en conjunto con la policía local, en el caso de que policía advierta un vehículo sospechoso o que anda a velocidad alta y lo detienen, “nosotros concurrimos, colaboramos con la infracción y lo remitimos, se hace la cantidad de veces que la gente lo ve”.
Para finalizar, indicó que hay ciudadanos en Marcos Paz que se rige por la “anomia”, la reticencia a cumplir cualquier normal o ley, “se manejan por la costumbre, y por ese motivo se llegan a provocar accidentes.
Por su parte, una de las funcionarias del área de Seguridad del municipio, Sabrina Bogoliuk, destacó el trabajo realizado para integrar la protección ciudadana a la seguridad, “con la idea de que pueda haber un móvil recorriendo la zona de comercios con un efectivo de Protección Ciudadana y uno de policía, y gendarmería haciendo su recorrido”. Mencionó la efectividad del llamado de 911 junto con el sistema integrado de cámaras de seguridad y la red del centro de despacho de policía.
En cuanto a los últimos sucesos de cortes de ruta que se produjeron en Marcos Paz, informó que no duraron más de media hora, ya que la policía local siempre se hizo presente para controlar la situación: “Hay que aclarar que por un lado está el reclamo real de algunos vecinos que tienen su razón, pero otra cosa son los vándalos que causan problemas dentro de los barrios. Hoy, tenemos a Gendarmería que se encargará de hacer los corredores ante un eventual corte de ruta”. En el corte de ruta a la altura del barrio Gándara hubo delincuentes que aprovecharon la ocasión para delinquir, aunque Bogoliuk cuenta que ha sucedido en otros hechos similares de que el grupo GAD había detenido a los vándalos por haber cometido un delito, “y todo el barrio se levantó a defender a los delincuentes, agrediendo y rompiendo los vidrios de los vehículos de personal de seguridad”.
Aclaró que cada vez que hay un corte de ruta, existe una denuncia por un motivo determinado, “pero los reclamos se deben hacer donde corresponda, hoy además de personal policial, contamos con gendarmería (8 gendarmes por turno) y los móviles municipales”. Según la funcionaria, cuando se da un hecho de estas características, también deben prestar atención al casco urbano de la ciudad, para que no quede ningún sector desprotegido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *