Trabajarán con jóvenes en riesgos sociales

Funcionarios municipales y provinciales capacitaron, por la mañana del 29 de mayo, a un grupo

de operadores que trabajarán en el marco del programa Operadores de Calle, destinado a intervenir en las problemáticas sociales de jóvenes y niños en riesgos tales como la drogadicción, la violencia, la deserción escolar, y otros. En una jornada amena, en la Casa de la Cultura, los miembros de este programa (algunos estudiantes universitarios) recibieron la primera capacitación. Les dieron la bienvenida el intendente Ricardo Curutchet y la secretaria de Desarrollo Social, Claudia María.

Atendieron a la prensa dos capacitadores, uno por el ámbito local y otra por el provincial, Marcelo Sagardoy y Gladys Pestillo.

El subsecretario de políticas sociales de la Secretaría de Desarrollo Social, Sagardoy, explicó que este programa consta de tres etapas de capacitación, la primera se desarrolló durante los días 29 y 30 de mayo, y fue una capacitación intensiva, ya que duró dos días y próximamente los jóvenes operadores de calle comenzarán a trabajar: “El operador será un nexo entre un jóven o niño con una problemática específica y los recursos nacionales o provinciales con los que puede contar para solucionar el problema. Estos veinte jóvenes que se están capacitando no son profesionales, sino que son operadores, algunos estudiantes universitarios con perfiles orientados hacia lo social, que van a trabajar con todo tipo de problemas, con chicos que están todo el día en la plaza o en una esquina, con la idea de que vuelvan a la escuela y ayudarlos a salir adelante”.

Por su parte, Gladys Pestillo es Directora Provincial del Área de Promoción y Protección de la Subsecretaría Promoción y Protección de Derechos de la Secretaría de la Provincia de Buenos Aires, y comunicó que el programa Operadores de Calle tiene como objetivo un Estado proactivo, que se acerca al problemas, “cuanto más cerca estamos de abordar la problemática del niño o niña adolescente en cualquiera de las modalidades de su vulneración de derechos más éxito tiene la intervención profesional, hemos visto que a la salida de las escuelas o de los boliches se producen temas de violencia o consumo de drogas, y la función del operador es abordar a esos chicos y ayudarles a construir este puente imaginario entre el Estado y los chicos”.

Estos operadores trabajarán en coordinación con los profesionales zonales y locales, y operan entre una necesidad y un derecho, un problema y una solución: “Este programa no es un enlatado que nosotros lo bajamos de Internet y el que lo entiende lo entiende, sino que hay que poner más el corazón que la razón, como dice una filósofa centroamericana, requiere de un compromiso y muchas ganas, por eso es que venimos nosotros, para capacitar durante dos días a los que serán operadores, elegidos por el municipio, nosotros buscamos representantes de los barrios. El asunto es que el abordaje de los niños en situaciones de vulneración de derechos, requiere de una sensibilidad muy especial, por eso hay que conocer el contexto y tratar de que el chico exteriorice su situación. El segundo nivel de esta capacitación incluye los temas de educación, trabajo, salud, abordaje y mediación y derechos humanos”, indicó Pestillo, informando que el convenio del programa se firmó con la intervención de los distintos ministros de la provincia de Buenos Aires, de las áreas  de salud, el de trabajo, el de educación.

Agregó que el accionar de los operadores está definido por cada municipio, porque cada localidad tiene diferentes tipos de conflictos, característicos del lugar, “por ejemplo el intendente nos había contado de un boulevard de acá donde suelen producirse encuentros, y según el horario en que se den estas juntadas, los operadores trabajarán en esos momentos”, mencionó la funcionaria provincial, agregando que “lo mínimo que podamos hacer, vale la pena”.

El intendente expresó que no quiso dejar de estar presente en ese día de inicio de la capacitación y agradeció a todos los que estaban allí por el trabajo que se estuvo realizando. Manifestó que el operador de calle “no es una capacitación más, sino que nos va a permitir estar cerca de situaciones y casos particulares que se producen en nuestra comunidad y estas políticas de estado activo nos permitirán dar soluciones a eso, siempre es mejor prevenir que actuar cuando se presenten inconvenientes mayores”; y tiene la esperanza de que esta capacitación dé rápidamente sus frutos y se pueda complementar con la línea de acción que ya vienen articulando.

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *