Teresa Costa y Marta Carando cuentan los beneficios de hacer reiki

Este medio dialogó con Teresita B. L. Costa y Marta Carando, maestras de reiki verificadas por la Asociación Argentina de Reiki, acerca de la disciplina japonesa de una importancia trascendental en la sociedad actual, como sistema de comunicación mediante la energía, el reiki.
Marta lo define como “un método de sanación espiritual, físico y mental”, porque informó que cuando uno aclara la mente, aclara todo lo demás, limpia todos los ruidos internos de la persona, y libera emociones que están contenidas. Pero para que esto funcione, cada persona tiene que poner mucho de sí. “La persona que viene a hacerse una sesión de reiki tiene que encontrarse en un estado normal porque esto actúa naturalmente, es decir, naturalmente la persona activa su parte inmunológica, porque todos tenemos adentro la posibilidad de sanarnos, y al activar esa parte, la persona va sanando sola a medida que nosotras le damos una energía ordenada a su cuerpo desordenado”, cuenta Teresita.
Las primeras cuatro sesiones del tratamiento son de armonización y constan en encaminar a la persona para arrancar de cero, puede aclarar su panorama y solucionar cosas que antes no podía: “La persona viene, no tiene que contar nada, no tiene que exponer su vida bajo ningún punto de vista, tal vez después la persona empieza a hablar porque libera todas sus emociones retenidas, pero hay gente que habla y otras personas que no dicen una palabra, pero que vienen. Nosotras somos canales de energía, y sabemos que técnicas tenemos que aplicar para sacar los problemas”. Luego de tener su primera sesión, la persona puede practicar el reiki consigo misma, o a otra persona, pero hay que tener en cuenta que como dicen las maestras “no se puede sanar a las personas, porque hay que tener un determinado nivel, ser maestro de reiki y perfeccionarse en el tema para poder ayudar a las personas”.
Además de emociones mentales no resueltas, tratan sobre enfermedades biológicas y han tenido muy buenos efectos: “Se practica el reiki antes, durante o después de operaciones, y hace que las quebraduras suelden más rápido, que no suba la presión en las operaciones, partos naturales más tranquilos, operaciones por cáncer en los que no hay efectos secundarios de anestesia. Esto ocurre porque la persona se había tratado antes, y durante la operación estuvo energizada por nosotras, y después volvió a venir. Pero para esto hay que perfeccionarse, no alcanza con ser maestro”.
El reiki puede aprenderlo cualquier persona sin estudios, no hay ningún tipo de impedimento, ya que el don que tienen las personas no es solamente poder transmitir energía, sino enseñar y transmitir a la otra persona también es un don. “Todos tenemos capacidades diferentes, y esta es una opción de sacar a la luz esa capacidad, que por la educación que no dieron y la mentalidad que nos inculcaron desde que nacimos, nosotros no nos damos cuenta, y hay personas que tienen miedo de esto, nosotras los ayudamos a encontrar cual es el camino que quieren seguir”, explicaron las maestras.
La técnica varía según el método, a veces hay imposición de manos y otras veces no, y depende del tipo de energía que se aplique para tratar a la persona. Algunos tipos de métodos son: usui (con imposición de manos), budho, karuna (no se toca a la persona), yin-kei-do, kundaline y angeles; pero según las dos mujeres, todo transmiten lo mismo, la idea de amor y conciencia para quererse a uno mismo y resolver los problemas.
Marta comenzó a practicar el reiki luego de una enfermedad. En principio aprendió el nivel básico (analofísico), y como le gustó siguió con los otros dos niveles (emocional y mental) y así fue como empezó a sanar. Luego surgió su interés por transmitir y enseñar la técnica, para lo cual tuvo que abordar otro sistema y ya hace cinco años que Marta se perfecciona y trabaja en eso.
La disciplina se instauró en Argentina desde 1990, y hoy en día cada vez hay más gente que confía y hacen sesiones de reiki para obtener bienestar espitual y físico. En muchos hospitales de varios países hay enfermeras reikistas en la parte de terapia intensiva para ayudar a los enfermos para evolucionar. Marta y Teresa hablaron con el director de la clínica provincial de Merlo, porque nos iban a dar consultorios externos para trabajar ahí, pero al final no pudo ser porque el colegio de médicos no reconoce la disciplina como una terapia médica. Aunque hay médicos que acuden a sesiones de Reiki y se lo aconsejan a sus familiares.
Las dos reikistas dan clases, actualizaciones para maestros, sintonizaciones (muestras de forma puntual sobre las personas) y talleres de distintos niveles en la Casa de la Cultura de Marcos Paz. “Nuestro objetivo es que la gente se informe, lo conozca y lo sienta, hay que vivirlo y ahí la persona elige. Se le da todas las facilidades económicas, no vivimos de esto, es para que podamos seguir perfeccionándonos. Cuando la persona se está sanando, a nosotras a veces nos pasan el dolor de ellos, pero como nosotras somos canales, el dolor atraviesa y se va. Sabemos que esto es bueno porque antes de aplicarlo a las personas, lo hacemos con nosotras mismas”, decía Teresita, además de contar que trabajan con sistemas japoneses y occidentales.
Según las maestras, la energía es neutra, depende de cómo cada uno la tome, y el reiki neutraliza la energía porque lo que se transmite amor compasivo, el cuerpo recibe la energía que necesita. La forma de ser y de pensar de cada persona cambia la energía y la puede volver negativa.
Quieren dejar bien en claro que ellas no son las que sanan, sino que el universo es el que sana, porque es la energía ordenada que ellas la pasan al cuerpo, “siempre luchamos para que la persona salga adelante, hay que tener en cuenta que una sesión de reiki son tres horas de sueño de las comunes”. La sesión es de una hora, y quien quiera empezar deberá ir una vez por semana las tres primeras veces para actualizar su energía para luego empezar a trabajar con su problema. Mariano Plaza

2 pensamientos en “Teresa Costa y Marta Carando cuentan los beneficios de hacer reiki”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *