Para la Policía de Marcos Paz, el caso del presunto violador está cerrado: sostienen que las pruebas contra el detenido son clave

El 15 de agosto, autoridades policiales de la localidad de Marcos Paz, brindaron información sobre los avances en la causa, que enfrenta David Nahuel López por abusar de una menor en el barrio El Prado.
“El muchacho sigue detenido, está alojado en una comisaría de Merlo, puntualmente por el delito que se le imputa. Es una comisaría que alberga detenidos de esa carátula.
Como habíamos adelantado en su momento, para nosotros está completamente cerrado, porque las pruebas que hemos reunido han sido contundentes, no hay lugar a dudas. Simplemente hay que esperar las pericias que disponga la Fiscalía, evacuar las medidas de prueba que pretenda presentar la defensa. Más allá de eso, es un caso que para nosotros está completamente cerrado y esclarecido”, informó el subcomisario Juan Correa.
El caso conmovió al país
Era el 4 de julio a las 5 de la madrugada, cuando una menor, junto a su amiga, se habían “escapado” de las casas, en lo que significó una travesura para la madre de la niña que finalmente fue abusada y violada por el presunto -hasta que la Justicia no lo condene, es inocente- violador, el detenido David Nahuel González, quien ha retirado todos sus perfiles de las redes sociales.
Gracias a las cámaras de un supermercado chino de la zona de Monteagudo y Buenos Aires, a no más de 200 metros de la ruta 40 y en la mencionada “diagonal Monteagudo” que da inicio al barrio “El Prado”, se pudo captar cómo un joven que vestía campera oscura y BOTAS BLANCAS sujetaba a una joven, a quien la llevó a un descampado de la zona y allí la redujo, para posteriormente someterla sexualmente.
El video que difundió la Dirección de Investigaciones de Mercedes se hizo viral en todos los medios del país y redes sociales el fin de semana pasado. La noticia estalló en la sociedad y las fuerzas policiales de la Bonaerense intensificaron los operativos y rastrillajes en la zona de Marcos Paz. Tenían un dato clave: las botas blancas con las que actuó el agresor iban a desentrañar el conflicto, dado que también se contaba con un identikit clarísimo y se especuló que González trabajaba en un frigorífico de la zona, lo cual lo hacía más fácilmente localizable. Lo detuvieron escondido en la casa de la tía, donde se hallaron las botas que tenía puesta en el momento del ataque y presentaba una de sus manos lesionadas con un mordisco, tal cual como había denunciado su víctima, cuando quiso defenderse del atacante.
Más allá del aberrante hecho, se suma la escalofriante acción del detenido, donde le dice de modo hiriente a la joven que “esto es un castigo por andar sola de noche a esta hora. A mí me envió Dios y agradecé que no te maté”, le dijo, en un estado de shock de la niña, a quien la obligó a no gritar y a contar hasta 100 antes de levantarse del pasto, para facilitar la huída.
La niña abusada también contó que desde un auto dos personas les decían cosas, pero que este individuo apareció de sorpresa y le pidió primero la hora, luego se cruzó y la abusó. En tanto, su amiga que la acompañaba aquella noche, decidió caminar hacia su domicilio pero por la ruta 40 -ex 200-, en dirección a Merlo.
Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *