Otra muestra de la la fototeca histórica

El domingo pasado, la fototeca local, de la mano de Gino Novarese y compañía, expuso material fotográfico inédito, del vecino AndrésOLYMPUS DIGITAL CAMERA Avelino Garitonandía, quien fue un fotógrafo aficionado que logró imágenes de esta localidad que se obtuvieron entre 1918 y 1931. Como dice el afiche, las imágenes se rescataron de negativos conservados por más de 90 años por la familia Garitonandía.
La muestra tuvo lugar en el bar temático Casa Tomada, sobre la misma calle, al aire libre y las imágenes se expusieron en paneles cuidadosamente presentados. Cada imagen contenía el texto correspondiente.
Quién era Avelino Garitonandía
El 10 de noviembre de 1898 nació Andrés Avelino Garitonandía en el cuartel IV de Marcos Paz, el décimo hijo de José Francisco Garitaonandía y María Manuela Olaiz. Inmigrantes vascos de Zaldívar, Vizcaya, que llegaron a Marcos Paz en 1882, radicándose en la campaña del naciente poblado.
Concurrió a las escuelas Nº6 y Nº 1 y llegó hasta 4º grado, lo que era común en esa época.
Desde niño tenía inquietudes por la mecánica. Siendo joven tomó una máquina manual de siembra de alfalfa a boleo, que se colgaban en el pecho y se accionaban por una manivela, la sujeto en el pescante de un carro y la accionó con una correa de cuero, desde la maza de la rueda del carro, así funcionó .Los hermanos lo criticaron, pero “no se pasó todo el día caminando por la tierra arada, con el bagayo arriba del lomo” relata su hijo Pepe.
En 1919 cumplió con el servicio militar obligatorio en Campo de Mayo como artillero, tomó su primer contacto con Buenos Aires viajando en ferrocarril. Despertó su curiosidad por la fotografía y adquirió su cámara Kodak modelo 3 A para películas 122, y equipo de revelado, obtuvo de allí en más las fotos de amigos y vecinos de este pueblo.
En el Instituto Sudamericano, adquirió conocimientos de electricidad por correo. Y leyendo el diario La Prensa aprendió y armó su primera radio valvular a pilas y baterías, con teléfonos y amplificador con bocina parlante. También aprendió el mantenimiento mecánico de los tractores, rastras de pernos y discos y cortadora, recolectora y atadora de cereales.
En 1938 instaló el primer generador eléctrico para carga de baterías de acumuladores en la zona, el aerocargador en el campo que ocupaba su amigo Victor Narbeburu.
Avelino Garitonandía, autodidacta, trabajador, con una gran “inventiva y creatividad” con los metales y las máquinas, participativo, amigo de sus amigos, comprometido con la realidad social del Marcos Paz de su época. Fotógrafo aficionado quien nos permitió hoy recrear las estampas del pasado pueblerino. Falleció en 1982 y el pueblo de Marcos Paz le rinde homenaje denominando a una calle del pueblo, en el Barrio Independencia, con su nombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *