Numerosa marcha por la muerte de Noelia Herrera, sus familiares acusan a la Policía

“El 24 de diciembre del
2007, Noelia Herrera de 26
años, mi hija, iba con su
nena a la casa de su madrina, en
el trayecto pasa un patrullero
por un supuesto llamado del 911,
y vio a una joven que se golpeaba
contra las paredes, era ella que
iba con mi nieta, y las detuvieron
en el patrullero, la golpearon, la
violaron y la torturaron a más no
poder. El día 26, mi hija estando
entubada con un respirador
artificial, me llamó y me dijo a
donde estaba yo cuando la
policía hacía todo eso con ella.
Le pregunté si había sido cierto,
si la policía de Marcos Paz le había
pegado y había abusado de su
cuerpo. Le dije que abra los ojos
si era un sí, y así fue, abrió sus
ojos grandes y los volvió a cerrar.
Ahí supe que mi hija fue violada.
No los puedo llamar bestias,
porque tiene un valor muy
grande. Cuando hice la
denuncia, me atendió la fiscal
Miriam Rodríguez, y todavía estoy
esperando la promesa de ella,
que se iba a hacer justicia. Pero
me dijo que no hay ninguna
denuncia en contra de los policías
de acá», relató Lucía Vazquez,
mamá de Noelia Herrera, quien a
las pocas horas de su detención
falleció por causas que trata de
establecer la Justicia. A raíz de
ello, el martes 27 de mayo, el día
de su cumpleaños 27, familiares,
conocidos y agrupaciones
políticas (Partido Obrero) y Fuba
de Merlo, marcharon desde la
Plaza San Martín hasta el
municipio (dialogaron con Palmira
Chaar y Daniel Galparsoro); luego
se dirigieron a la comisaría local,
donde increparon a los efectivos
en la puerta con el grito de
«¡¡Asesinos!!».
«Qué esta pasando con
aquellos que supuestamente
tienen que cuidar a nuestros
hijos? Yo hice la denuncia, y
jamás me la quisieron tomar. Culpo
a toda la guardia de ese día de
las torturas y las violaciones que
mi hija sufrió. Le hicieron una autopsia, en la cual hay signos de
violación, pero lo que la doctora
no aclaró es que se hizo 10 días
después, no un día después. Mi
hija murió esperando un médico
legista que venga a verla, que
jamás apareció”, relató indignada
y llena de dolor Lucia Vásquez,
madre de Noelia.
Las dudas se suscitan en si
Noelia murió de golpes que se dio
ella misma por algún supuesto
estado esquizofrénico antes de
ser detenida y durante el lapso
que estuvo entre rejas (ver nota
al Capitán Carlos Massone). Sin
embargo, la abogada de la madre
de Noelia, afirmó que está en
condiciones de pedir que estos
policías sean indagados en la
testimonial de la 308. “Necesito
que la fiscal me explique que el
golpe y la huella que se localizó
en la autopsia, como según ella,
puede ser de la misma Noelia, lo
LA MUERTE DE NOELIA
cual es algo
imposible.
Que lo
expliqué en
u n a
resolución”,
dijo la
a b o g a d a
defensora
de la
v í c t i m a ,
C l a u d i a
Ferrero de
Apel, quien
p r e t e n d e
seguir los
p a s o s
legales, y
realizar la
petición de
que se
ordene la
orden de captura y posterior
indagatoria contra las 7 personas
que están involucradas. La
doctora afirmó que la
supuesta sobredosis
que tenía Noelia nunca
fue probada. Reclaman
al hospital municipal el
hecho de no seguir el
protocolo que debe
seguirse cuando una
persona ingresa
lesionada, a punto de
estar en coma, con
signos de abuso sexual,
ya que no hicieron
ninguna denuncia. Pero
la fiscal (Miriam Rodríguez) no
está pidiendo estas explicaciones,
y está indagando acerca de la salud
mental de Noelia, si había estado
bajo tratamiento psiquiátrico
anteriormente. “Le decimos a la
fiscal que no investigue más, Noelia
estuvo internada por un problema
psiquiátrico hace más de dos años,
pero ya tenía un alta, y ella no
estaba atravesando ningún brote
sicótico en su momento de la
detención, eso no está probado,
pero si así lo fuese, no justifica
ninguna de las acciones de los
oficiales que la detuvieron, ni los
golpes, ni el abuso sexual, ni su
posterior muerte. Estamos ante un
caso de tortura seguida a muerte
en una comisaría, esto es un delito
y si la justicia argentina no hace
nada, recurriremos a la organismos
internacionales para realizar
nuevamente la denuncia de que en
la comisarías de la Argentina se
tortura. Espero que la fiscal Miriam
Rodríguez, y el juez de garantía, al
cuál le hemos pedido que controle
este proceso, que
separe a la policía
de Marcos Paz de
la investigación y
que estén a la
altura de la
circunstancia”
declaró la doctora
Claudia Ferrero de
Apel.
Se mudarán por
cuestiones de
seguridad
Una vez que
Lucía Vázquez se
entrevistó con
Palmira Chaar -en
representación del
i n t e n d e n t e
municipal – y Daniel
G a l p a r s o r o
(coordinador de Seguridad). Chaar
habló con este medio: «Pediremos
la información que ellos nos solicitan
del hospital. Información y acceso
a la causa no he tenido. Lo que te
puedo decir que es la parte de
informes médicos se entregó a la
parte de asuntos internos del
Ministerio de Seguridad de la
provincia.
Con respecto a los pedidos: piden
un alquiler en zona oeste (no en
Marcos Paz) por cuestiones de
seguridad. No tengo conocimiento
que la médica que atendió a Noelia
no trabaja más en el hospital (como
sostuvo su madre luego de hablar
con Palmira Chaar). Dicen que hay
en el expediente hay un oficio
librado al hospital y firmado por
Estela Torres como encargada de
personal del Hospital Municipal.
La palabra aberrante queda chica
para lo que sucedió en la comisaría,
porque además de las violación, la
tortura, y los golpes que le dieron a
Noelia Herrera, tenemos que tener
en cuenta que lo hicieron delante
de su hijita de 10 años. Entonces,
los vecinos de Marcos Paz debemos
reaccionar ante esto y salir a pedir
por justicia, pacíficamente. Lo más
grave es que en la misma institución
donde están los que nos tienen que
cuidar ocurrió semejante
aberración. La mamá de Noelia no
está sola y hay un montón de vecinos
que las vamos a acompañar y creo
que este hecho de todos los hechos
de violencia en los que estuvo
involucrada la policía, es el que ha
rebalsado el vaso y tiene que servir
para decir basta a la impunidad de
Marcos Paz. En el momento en que
la joven ingresa al hospital con todas
estas lesiones y signos de abuso
sexual, nadie fue capaz de hacer la
denuncia que correspondía para
que intervenga un médico legista y
le haga las pericias
correspondientes al cuerpo de
Noelia, porque ese cuerpo hablaba.
La misma mamá de Noelia tuvo que
sacarle fotos al cuerpo de su hija
muerta para tener pruebas de los
golpes y las marcas de una
violación», dijo Liliana Díaz, ex
candidata a intendente por el
Partido Obrero.
Tanto Medina, del PO, como la
madre de Noelia, hicieron referencia
a esos siete policías de Marcos Paz,
catalogándolos de “malditos
cobardes y asesinos” que acabaron
con la vida de su hija, una persona
inocente. La mujer hizo entrega de
un ramo de flores a los policías (de
manera irónica) en nombre de su
hija y nieta. Tienen pensado llegar
hasta las últimas consecuencias,
para que los autores del hecho se
sientan “avergonzados y
arrepentidos por lo que hicieron”.
Luego de estas palabras, la marcha
finalizó con los gritos de “Asesinos,
asesinos, asesinos!”, frente a la
comisaría local, donde optaron por
el silencio. Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.