Nueva dirección para la oficina de escrituras

La secretaria Legal y Técnica, Victoria Morel, inform ó a la comunidad de Marcos Paz el cambio de domicilio de la Oficina de Escrituras, que ahora está ubicada en Leandro N. Alem 124 entre Aristóbulo del Valle y Ramón Melgar.

Los vecinos podrán tramitar su escritura mediante la implementación dos leyes que están vigentes hace muchos años.

La ley de regularización dominial 24374, está a cargo de la escribana Susana Martínez como titular del registro 1 de regularización dominial y Juan Manuel Amegeiras como escribano adscrito al registro, quien atiende a todos los vecinos que se acercan y van iniciando los trámites a fin de regularizar la situación de quienes no detentan de un título perfecto porque ejercen la posesión, entonces acreditando la posesión mediante un boleto de compra venta, o el pago de las tasas muni

cipales de los impuestos inmobiliarios, instrumentos oficiales que relacionen a la persona con ese domicilio y con ese inmueble. Después de diez años el interesado tiene que contactar otra vez a la escribana para que su escritura pase a ser un título perfecto y se consolide.

Por otro lado, según contó Morel, en esta oficina también se implementa la ley 10830, de escrituración social: “El trámite implica la misma documental que se lleva a cualquier escribanía para realizar un trámite escritural, el tema es que algunos no tienen el acceso a poder solventar los gastos de la escrituración, y entonces en estos casos se analiza

socialmente, y para quienes tienen esta necesidad y pueden regularizar, presenta la documentación, se inicia un expediente y va a Escribanía General de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires”, explicó la funcionaria, aclarando que la diferencia entre ambas leyes, es que el trámite por medio de la 24374, el interesado primero obtiene como instrumento público un acta de constatación de cumplimiento de los deberes de la ley y después de diez años se consolidará a una escritura perfecta, y además tiene que pagar una pequeña suma de dinero por el trámite, mientras que con la ley 10830 no existen costos para el beneficiario.

Victoria Morel contó que actualmente hay muchos trámites en ejecución y mucho tra

bajo por hacer, y que han obtenido muy buenos resultados con la implementación de estas dos estas dos leyes.

También habló del engaño de la venta de inmuebles, que a veces las personas compran una propiedad y resulta que hay alguien que acredita un mayor derecho. Aconsejó que en el caso de la compra de un inmueble se debe pedir informes de dominio a quien lo venda y consultar con un profesional idóneo para que analice los antecedentes dominiales para ver qúe es lo que se está comprando, si es una titularidad o derechos posesorios factibles de regularizaciones en algún momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *