Norberto Briasco se transformó en el tercer jugador de Marcos Paz en vestir la camiseta de Boca

Primero fue el Rafa Herrera, allá por la década del 80, jugó en un momento difícil de la institución • Luego el recordado Vasco Rodolfo Martín Arruabarrena, quien seguramente integró uno de los planteles más recordados de todos los tiempos: debutó con el Maestro Tabárez en un amistoso frente al Sevilla que integraba Maradona (luego jugaron juntos) en 1993, se fue del club a mediados de 2000 (jugó una temporada en Rosario Central) • Ahora, le toca al chico del barrio Nuestra Señora de la Paz, Norberto Briasco, quien proviene de la cantera de Huracán e hizo infantiles en el Club San Martín de Marcos Paz.

No es un hecho normal que una localidad pequeña del conurbano como es Marcos Paz aporte en su historia 3 jugadores a la Primera División de Boca Juniors. Dos de ellos fueron producto de la cantera xeneixe, Rafael Herrera y Rodolfo Martín Arruabarrena (nacido y criado en Marcos Paz). Mientras que el tercero, y reciente refuerzo para Miguel Russo, hizo parte de su carrera en el ascenso y de a poco se ganó un lugar hasta llegar a las inferiores de Huracán del Parque de los Patricios. El chico de 25 años, Norberto Briasco (nacido y criado en Marcos Paz), hizo inferiores en La Quemita y se afirmó como delantero, moviéndose en todo el frente de ataque, en Huracán.
En la actualidad, qué le vio
Riquelme a Briasco para contar con él
El que se sorprendió cuando lo vio jugar por primera vez fue nada menos que Diego Armando Maradona. “¡Cómo va el grandote! ¡Es un animal! Felicitaciones porque las hizo todas”, dijo el recordado Diez el dia que Huracán y Gimnasia empataron 1-1 en el Tomás A. Ducó y en el que también Norberto Briasco la rompió. Ahora, el Beto, como lo apodan, es el nuevo de refuerzo de Boca.
Es delantero, extremo, mediapunta, no 9 neto, no faro de área, no Ramón Abila. Tiene 25 años, usa la 10, es capitán y es diestro, aunque le pega muy bien con las dos piernas. Se mueve por todo el frente de ataque, pese a que en Huracán le ha ido mucho mejor parado como extremo derecho que por la otra banda. Incluso, con Eduardo Domínguez, el técnico con el que debutó en Primera, llegó a jugar de falso 9 (también con el Vasco Azconzábal como DT), pero no es donde más cómodo se siente.
“En Inferiores he jugado por adentro, de mediapunta, teniendo una referencia de área, y yo libre. Pero en un 4-3-3 lo puedo hacer de extremo, como en todo este tiempo. Es un puesto que me gusta y en el que me siento cómodo”, contó hace algunos días Briasco, que hasta llegó a jugar ¡de 8! en un amistoso contra Racing en el Cilindro de Avellaneda (ese día hizo un gol) y luego de ese partido Víctor Blanco le echó el ojo.
Y si Maradona lo comparó con un “toro” es justamente porque ese día lo vio de cerca. Bien de cerca, porque Beto ese día jugó bien pegado a la banda derecha. Y fue, fue, se cansó de ir… Cuando Briasco arranca y va, arrastra. De hecho, son muchos los que en Parque Patricios recuerdan un partido contra Estudiantes de la Plata en donde el Beto se llevó puesto nada menos que a un muro como Jonathan Schunke.
“Es un tren cuando arranca, se lleva puesto lo que haya por delante, tiene mucha fuerza de piernas”, cuentan desde el entorno de Beto, del que en varios grupos de WhatsApp quemeros ya implementaron la teoría “Briasco, Fútbol y Pogo”, por su manera de jugar, de moverse, de revolucionar y de alborotar el sector de la cancha por el que pasa.
El déficit actual de Briasco
Nobleza obliga: hay una realidad y es que a Briasco le falta gol. No quiere decir que no haga goles, de hecho en Huracán los ha hecho, pero en este momento de su carrera no son su fuerte. En total, en el Globo disputó 92 partidos y marcó apenas 10 tantos.
Jugador de selección
Su buen presente en Huracán hizo que Norberto Briasco llegara a la selección de Armenia. ¿Y cómo? Por el apellido de su madre, Balekian, nombre que lleva en el dorso de su camiseta del conjunto armenio, actualmente líder en su grupo en las Eliminatorias Europeas, de las que ya por supuesto participó el Beto. De hecho, antes de regresar la última vez desde Europa se quedó varado en Amsterdam y debió dormir ¡en el aeropuerto!
Rafael Horacio Herrera
Delantero de nacionalidad Argentino nacido el 14/03/1966 en Inriville (CBA). Se crió en Marcos Paz. Jugó en Boca, Ferro, Guaraní Antonio Franco, Deportivo Merlo y Estudiantes de Caseros. En Boca debutó el 22-10-1984 hasta el 20-4-1986. En el equipo xeneixe marcó dos goles en 14 partidos oficiales (1 de ellos en el 1/4 vs River). Integró la selección juvenil de Argentina y debutó en un contexto difícil, cuando había huelga de jugadores y el club estaba muy mal económicamente. Fue un delantero potente.
Rodolfo Martín Arruabarrena
En el Club Los Unitarios, cuando era niño, se destacó por su sentido de ubicación en el área y capacidad goleadora, ya se distinguía del resto de los chicos de su edad. Era un temible 9 que podía moverse por todo el frente de ataque. En Marcos Paz siempre se lo recordará como el goleador asistido por un muy buen equipo que ganaba casi todos los torneos Evita y zonales o amistosos.
Su padre Rolo lo llevó a probarse a Boca Juniors y le vieron condiciones para quedarse. Silvio Marzolini (ex DT de inferiores) lo termina convirtiendo en lateral izquierdo, fue quien le inculcó que en ese puesto no abundaban los jugadores y le sería más fácil llegar a primera división. Férreo en la marca y con habilidad para proyectarse, Martín convirtió los goles más importantes de su carrera en la final frente a Palmeiras, cuando de ida Boca empata 2-2 y en Brasil gana la copa Libertadores por penales. Anteriormente, había ganado el Apertura 1998, Clausura 1999. Integró la Selección Mayor durante 5 partidos. Jugó en Villarreal (España), AEK (Grecia), Universidad Católica (Chile) y se retiró en Tigre. Fue DT de Boca en 2015, logrando el campeonato y la Copa Argentina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.