“No se debería cerrar el bachillerato de adultos”

Pensar que un Bachillerato para Adultos es una pérdida económica para la Provincia es tan despreciable y miserable que no se puede entender. Los Bachilleratos para Adultos fueron creados para posibilitar a miles de personas mayores tener una educación secundaria que le permita ser un puente para seguir una carrera terciaria o universitaria o la posibilidad a un ingreso laboral, o sea para mejorar su dignidad de vida. Estudios que, por algún motivo, no lo habían podido concretar en otro momento de sus vidas.
El cierre de los Bachilleratos de Adultos que se viene anunciando no es más que un acto de una insensibilidad pública tal que no se puede aceptar bajo ningún concepto. No puede existir ningún fundamento y, menos económico, que justifique tal decisión. El Estado debe garantizar el acceso a la educación pública de todo ciudadano que así lo quisiere sin importar su edad, el Estado no puede “pensar” que un Bachillerato de Adultos puede generar “pérdidas” porque no puede “pensar” como una empresa que busca un “beneficio económico al menor costo” sino que está al servicio de la población sin importar si gana o pierde debiendo asumir los costos y obteniendo recursos de otros sectores. Hemos escuchado hasta el hartazgo hablar a políticos de todas las ideologías posibles decir que el crecimiento de un país está en la educación, entonces cuál sería la justificación para cerrar los Bachilleratos de Adultos…ninguna, porque si es por baja matrícula se podría reorganizar con una nueva planificación de cursos y currícula.
En años anteriores realizábamos un trabajo proyectivo de la matrícula muy minucioso que posibilitaba que no se cerrara ningún curso por baja matrícula, todo el personal de la escuela estaba abocado a buscar, recibir e inscribir alumnos para evitar los cierres. Cuando comenzó el Plan Fines tenía como objetivo el poder permitir el acceso a la finalización de estudios de muchos alumnos que debían unas pocas materias, luego la atomización de este tipo de planes en diferentes puntos del pueblo generó una pérdida de matrícula muy difícil de recuperar por el Bachillerato de Adultos, en ese momento habría que haberse replanteado la continuidad de los Fines que se habían creado por excepción y no como alternativa al Bachillerato de Adultos, ahora ya es tarde y habrá que lucharla.
Esta situación atraviesa a todos los partidos políticos de Marcos Paz, que no se hagan los distraídos y juéguensela muchachos porque todos tienen un poco de culpa por esta situación y no se olviden que muchos concejales han estudiado o trabajado en el Bachillerato de Adultos. Ustedes eligieron ser políticos ahora les toca tomar las decisiones necesarias para acompañarnos a mantener una Institución que es parte de la historia educativa de nuestro pueblo. Yo no elegí actuar en política aunque tengo muy clara mi ideología y haré lo que esté a mi alcance para defender al Bachillerato.
Me inicié como profesor en el Bachillerato de Adultos en el año 1992, fui Jefe de Departamento durante 9 años, fui Director por casi 4 años hasta que me enfermé dejando la salud en la escuela (y lo volvería hacer) tengo los mejores recuerdos de mis compañeros y alumnos, entregué cientos de diplomas a egresados, he tenido padres, hijos y hasta abuelos como alumnos, me desgarra el alma pensar que el Bachillerato de Adultos se cerrará, no lo puedo aceptar y acompañaré todos los actos que se realicen para evitarlo.
NOTA DE TAPA: Por Oscar Ameconi, profesor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *