Música, distensión y un disco de acá

El bar se llenó de gente para escucharlo. A las 22:30 las mesas ya estaban todas ocupadas, ante la presencia… de un público que deseaba el comienzo del show: alrededor de las 23, Martín Ameconi se sentó al piano y abrió con “Correr sin nadie atrás”. Llegaron los primeros aplausos de la noche, y continuó con su repertorio que incluyó todas las canciones del disco “Todos los Tonos del Gris”, más un cover que cantó con Flavio Chiavonne de un tema de los Beach Boys que hizo Pedro Aznar, “Solo Dios sabe”, transmitiendo al cantar, toda la calidez de los dos.
Su voz se lució más que nunca, y los dedos parecían hacer magia con las teclas. Se generó un increíble clima de silencio y comunión con un público que no dejó de sorprenderse.
Ameconi se dio el gusto de contar con la presencia de los mismos amigos que colaboraron en la grabación del disco: hasta el magnífico saxofonista Sergio Dawi (más de 12 años junto a los Redonditos de Ricota) acudió a la cita, para cerrar con “Extractos”, junto con Juani Micheluz en bajo y dejar a todos los que escuchaban fascinados y con ganas de más.
Uno de los momentos más emocionantes fue cuando el pianista tocó “Espejo de Dios”, el tema dedicado a Charly García. El piano de Martín, y el violín de Laureano Messina parecieron uno y conmovieron a todos. Noche en la que no faltó nada: música y placer para los oídos más exigentes, y sorpresa para los que nunca lo habían escuchado.
“Las canciones, estaban ahí y había que hacer algo con ellas, me parecía que eran un tanto íntimas como para una banda y que todas juntas cerraban algo, había cierta unidad, y estaba bueno que quedasen registradas en un disco, así de paso poder desligarme de ellas y pasar a cosas nuevas”, contó el músico, quien más tarde respondió.
-¿Cuáles son tus influencias musicales?
-Es difícil, hay mucha música que me gusta, no se si toda me influenció, me resulta un poco difícil escucharme y detectar dónde hay algo de cada una de esas músicas en lo que yo hago, si te tengo que decir que es lo que me gusta te puedo nombrar cosas como The Beatles, García, Spinetta, Aznar, pero también Gismonti, Mehldau, y todo lo que se está haciendo hoy con el folklore me encanta, Aca Seca Trío, Carlos Aguirre, no sé si todos son influencia, pero todos son increíbles.
-¿Cuando te diste cuenta que querías ser músico para tocar el piano? ¿La idea tuya es evolucionar en otros instrumentos también?
-No sé, no creo que haya un momento en el que me haya dado cuenta, empecé a estudiar en la adolescencia y vi que me generaba cosas y que era un lindo camino para transitar y explorar. Con respecto a lo de aprender otros instrumentos digamos que tendría que terminar de dominar ese monstruo que es “el piano”, y esa mujer frágil que es “la voz”, como para dedicarme a otros. Pero sí, para alguien que le gusta componer es importante tener otros timbres cerca y poder usarlos.
-¿Qué sentiste en tu primer presentación siendo centro de la escena y no ya formando parte de Iglú?
-Hay un poco mas de presión, nada más, pero a mí me gusta eso de sentarme solo y encarar al piano, se genera una intimidad que me cae muy bien, de todos modos no estuve tan solo ni tan lejos de Iglú, ya que hubo amigos invitados que tocaron de manera increíble, como Flavio Chiavone y Juani Micheluz, ambos compañeros de Iglú. Con Laureano Messina armamos un arreglo de violín para un tema del disco que no tiene violín, y quedó genial, luego estuvieron los invitados que también se escuchan en el disco: las guitarras de Adrián Muller y Juan Filipelli en distintos temas, y el honor de tener Sergio Dawi para cerrar el recital, todos tocaron muy bien, y lo disfrutamos mucho, tocar con gente que toca bien es bueno, pero es increíble si además son amigos.
-¿Qué te proponés de ahora en más para tu carrera, como sigue esto?
-En principio seguir presentando el disco durante todo el año, ya hay fechas confirmadas en Capital y algunas por confirmar, también con Iglú estamos terminando un disco. Siempre sin dejar de estudiar a la música que es algo interminable e intentando integrarme en ensambles de distintos estilos donde yo cumplo un rol mas secundario y de donde aprendo muchísimo.
-¿A quién le dedicás este primer disco?
-A la gente que me quiere, uno toca por placer, pero también para que lo quieran y no transformarse al fin en un idiota.
Próximas presentaciones: Viernes 24 de abril, en “El Plaza Café”, localidad de Gral. Las Heras (entrada gratuita); y Viernes 29 de mayo a las 21:30 en “La Bohemia café Concert”, ubicado en Yerbal 1657, Caballito (Cap. Federal), entrada en puerta $10.
Para escuchar algunas de sus canciones: www.myspace.com/martinameconi
Los discos están a la venta en los shows o en Casa Tomada, Marcos Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.