Movida solidaria de su escuela para que un jugador del Club Los Unitarios se recupere

El corazón es más fuerte, y el amor también. Así lo demostró el Club Social y Deportivo Los Unitarios de Marcos Paz, poniéndose al hombro costos de la recuperación de un chico de la casa, Agustín Chachón Bugari, apodado Moto, jugador de la “U”, quien continúa internado en el Hospital de Niños Ricardo GUTIÉRREZ, para seguir con tratamiento por un tiempito más.
Si bien estuvo en otros nosocomios, los profesionales no detectaban realmente lo que el chico tiene. La última información que pudimos constatar -por un audio de su madre Verónica- es que se trata de un aplasia medular, y estará medicado, habrá que extremar la medidas del cuidado porque la medicación le bajará las defensas. Los pasos a seguir son muy delicados, y los médicos quieren avanzar desde lo más simple a lo más complejo. Lo que quieren evitar es el transplante de médula, aunque si fuera necesario, será la medida extrema para salvarle la vida.
Para tal efecto se los convocó a colaborar en lo que este al alcance de cada uno en el festival que organizan los directivos de la Escuela de MOTO en la Escuela 1, invitándonos a hacerlo en conjunto, el DOMINGO 20 de enero durante el día se venderán pollos, empanadas, pizzas, chori pan, bebidas, etc. habrá diferentes artistas en escena.
El sábado anterior se estará trabajando para el evento como así también ese mismo domingo, todos aquellos q quieran ayudar y colaborar serán bienvenidos.
Todo lo recaudado será para gastos de su familia y tratamiento de AGUSTÍN.
Desde ya gracias y a medida q haya más info se las irá transmitiendo por este medio como así también para aquellos q consigan donaciones de algún tipo.
La aplasia medular (AM) es una enfermedad en la que la médula ósea roja desaparece y por tanto se deja de producir glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.
Las AM pueden distinguirse entre congénitas o, lo más frecuente, adquiridas. La AM producida por una alteración congénita (Anemia de Fanconi, disqueratosis congénita), es menos frecuente que la AM de causa adquirida y está producida por un cambio genético que puede afectar a otros órganos, por lo que en muchas ocasiones estos pacientes presentan otras alteraciones que pueden ser ya visibles desde el nacimiento.
La AM adquirida se produce por la desaparición de las células madre hematopoyéticas, bien secundaria a un daño directo producido por un tóxico o por un mecanismo inmunológico en el los propios linfocitos del paciente reconocen como extrañas dichas células madre y las destruyen. Aunque en ocasiones la AM adquirida se puede relacionar con un desencadenante, la ingesta de algún fármaco, el contacto con agentes químicos, pesticidas, benceno, pinturas o radiaciones ionizantes o haber padecido determinadas infecciones virales (siendo las hepatitis las más frecuentes), en la mayoría de los casos (80%) no es posible identificar la causa.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.