Miguel Astarita: “Todos tenemos un recuerdo de un maestro”

Miguel Astarita, Secretario General de Udocba, uno de los sindicatos de docentes en nuestra ciudad, charló con este medio y habló de la tarea que día a día desarrollan los docentes argentinos, que festejaron su día el domingo 11.  La nota fue en Aibar, el miércoles 14 a las 17.40.

“Todos tenemos recuerdos de un maestro que nos ayudó, acompañó y como maestro la satisfacción de guiar en el aprendizaje un niño o un adolescente es inigualable. Es una de las cosas que nos alivia, para este trabajo que está mal pago”, dijo Astarita, que inició su docencia en un colegio privado de Castelar y siguió con su labor en el Colegio Nacional y en el Instituto de Formación Docente Nº44 de Las Heras, “en realidad mi primer trabajo docente fue a los 18 años en el 1976 en el Centro Educativo del Nivel Medio para adultos que funcionaba a la noche la escuela técnica, precursora de lo que fue después la media 1”. Miguel también dio clases en instituciones como la Universidad Tecnológica Nacional , en el San Luis Gonzaga y en la Escuela Técnica, entre otras, dando clases de matemática y física, y desempeñando el cargo de director de escuelas de la zona. Actualmente es director de jornada completa en la escuela Nº12 y tiene horas en la escuela media Nº1.

“Esto es un trabajo, y como en todos los trabajos hay personas a las que les gusta más y menos hacerlo, el que dice que trabaja sólo por vocación, que done el sueldo. Nosotros somos trabajadores y trabajamos porque nos pagan, pero tenemos la suerte que algunos hacemos nuestro trabajo con cariño y vocación. Habrá algunos que simplemente cumplen su horario, y otros que dejan su marca. En este momento estamos atravesando un momento en nuestra sociedad en el cual no se respeta el conocimiento, y los docentes mal que les pese a muchos, somos los que les enseñamos a leer a sus hijos”, expresó el sindicalista.

Habló de la enseñanza pública y privada, que muchos creen que porque una escuela sea privada es mejor, y según él, no lo es porque la selección de docentes se hace bajo el criterio subjetivo del dueño del establecimiento al que cobran la plata de los padres y el Estado le paga los sueldos de sus trabajadores: “Estoy en contra de la subvención a las escuelas privadas, todo ese dinero se tendría que volcar a la educación pública y recuperar muchas cosas, acá la educación no se arregla repartiendo computadoras, sino repartiendo conocimientos, logrando que llegue a todos y que no quede sólo en los sectores más privilegiados”.

Afirmó que en horas del colegio, el maestro no tiene ni un minuto de descanso, que está permanentemente trabajando y que el estrés es cada vez mayor porque los chicos ya no son los mismos que antes, además de las exigencias cada vez mayores de los organismos burocráticos. Insiste en la idea de que el conocimiento debe masificarse, “educación no es que el chico este adentro de la escuela y que le demos el comedor, el chico tiene que comer tranquilo en su casa, la comida que le guste y no lo que le toca”.

Al final de la charla habló de los reclamos de aumento de sueldos que aún siguen en pie desde el mes abril diciendo que según la presidenta de la Nación, los docentes argentinos tienen los mejores sueldos de Latinoamérica, “pero los docentes brasileros, cobran de inicial 900 dólares y los argentinos, traducidos en dólares serían 650, y el cargo base índice uno nuestro es de $1211 y tendría que ser de por lo menos $3100”. Dijo que su metodología de lucha es la metodología histórica del movimiento obrero, haciendo paros y reclamando a través de los medios de comunicación: “Aunque a veces hay un acuerdo entre los medios y los gobernantes para no hablar de algo o para direccional el discurso en determinado sentido, muy pocos periodistas hacen un trabajo de investigación independiente”.

Ya en los últimos minutos de la entrevista, el representante de los docentes dijo: “Yo he visto muchos carteles acá de educación, producción y trabajo pero no sé a que se refieren porque no veo que la gente de Marcos Paz tenga trabajo en marcos Paz, tienen que viajar, a menos que trabajen en los organismos oficiales o que tengan planes sociales, que no son trabajo. En cualquier lugar del planeta”.                                      Mariano Plaza

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *