Mientras se trabaja para conectar Catán con Marcos Paz, la estación 20 de Junio quedó apta para la vuelta del ramal G del tren Belgrano Sur

La empresa estatal Trenes Argentinos realizó un viaje de prueba entre las estaciones de González Catán y 20 de Junio para evaluar la infraestructura del ramal G de la Línea Belgrano Sur, con el objetivo de avanzar hacia el restablecimiento del servicio que, hasta 1993, llegaba a esa localidad en el sur del partido de La Matanza desde la Estación Buenos Aires, en el barrio porteño de Barracas, y continuaba hacia su destino final, en la ciudad de Marcos Paz.
De la actividad participaron el presidente de la compañía, Marcelo Orfila, y el gerente de la Línea, Matías Galparsoro, quienes supervisaron los trabajos de revisión de las obras realizadas en las vías y el material rodante en los más de cinco kilómetros de extensión del trayecto, que continuará bajo supervisión los próximos veinte días. Luego de ese período, denominado “Marcha blanca”, y en el cual se realizan distintas comprobaciones y se capacita al personal que operará el recorrido, las autoridades evaluarán la factibilidad de la restitución del funcionamiento regular del servicio.
«Para los ferroviarios, es un día histórico», aseguraron los trabajadores.
Tras la llegada de la formación, y al borde de la violación de la veda electoral que prohíbe la inauguración de obras públicas en los 25 días previos a una elección, se realizó un acto simbólico en el cual Carmen del Valle, de 88 años, quien cuidó del edificio desde la muerte de su marido, Adolfo Garialde, quien fuera el último jefe de la estación, en funciones hasta el 13 de marzo de 1993, cuando el ramal dejó de operar.
Carmen estuvo acompañada de su hijo Julio, también ferroviario, que tras la finalización del encuentro le dijo a este medio que siente “una gran alegría y una gran nostalgia, porque el ferrocarril es la columna vertebral del país”. “Yo lo vi llorar a mi padre muy pocas veces en su vida, y una de esas fue cuando pasó el último tren. Pero él siempre nos dijo que algún día lo íbamos a ver de vuelta y que siguiéramos luchando; y eso hicimos: mi mamá se quedó acá y cuidó todo”, reveló.
También estuvieron presentes referentes de Juntos por el Cambio a nivel local, como el primer candidato a concejal Eduardo “Lalo” Creus y su compañera de lista Andrea Freguia, junto a trabajadoras y trabajadores de Trenes Argentinos. Una de ellas fue Nadia Callegari, guarda de la línea y una de las diez mujeres que trabajan en el Belgrano Sur, quien expresó que, a pesar de la situación que atraviesa el país, haber integrado el equipo que condujo el primer tren que llegó a 20 de Junio “después de tantos años, como mujer y ferroviaria, es un orgullo tremendo”.
En el mismo sentido se manifestó Jorge Rojas Prado, otro empleado de la empresa, quien resaltó que, “para los ferroviarios, hoy es un día histórico, porque se abre un trayecto muy importante para toda la comunidad”. Por su parte, Facundo González, otro operario de la compañía, destacó la posibilidad de que se abran “nuevos puestos de trabajo, como auxiliares, boleteros, personal de limpieza y encargados de material rodante”.
De concretarse esta iniciativa, 20 de Junio volvería a estar conectada de manera directa con el resto del Partido después de 26 años, y sumaría un nuevo acceso al tradicional ingreso desde Pontevedra y al recientemente inaugurado tramo de once kilómetros de la extensión de la Autopista Camino del Buen Ayre, entre esa localidad matancera y Mariano Acosta, también en Merlo.
Las obras forman parte de un plan integral de refuncionalización de la Línea Belgrano Sur que, cuando finalice la construcción del nuevo viaducto sobre la avenida Sáenz y la calle Taborda, unirá las estaciones Buenos Aires, la actual cabecera, y Constitución, en la Capital Federal.
Como a partir de 20 de Junio y hasta Marcos Paz la vía no tiene cortes y está limpia, gracias al trabajo de la Asociación Ferroviaria Belgrano Sur -integrada por ferroaficionados y operarios de la línea- está la posibilidad concreta de avanzar hacia la conexión final con Marcos Paz. “La conexión y el estado de la vía son óptimos entre 20 de Junio y Catán, tengo la autorización de seguir limpiando para el lado Marcos Paz y estamos todos muy contentos. Más allá de que probamos con una locomotora, habrá unidades cero kilómetro que conectarán el servicio en pocos días”, aseguró a este medio Luis Pacheco, inspector de vía del Belgrano Sur y delegado de la Unión Ferroviaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *