Marcos Paz: adiós a las bolsas plásticas en los comercios

El Municipio de Marcos Paz firmó la adhesión a la Ley Provincial de Bolsas. Así lo anunció el intendente, Ricardo Curutchet, quien explicó que a partir de esta firma se desarrollará un programa de reducción y sustitución de bolsas plásticas, que se suma a las acciones implementadas en para integrar a la comunidad en el tratamiento responsable de residuos.
Tal como explicó la directora de Desarrollo Sustentable, Sabrina Mc Cubbin, el primer objetivo será trabajar con los comercios para evitar que se entreguen bolsas de nylon, y que sean reemplazadas por bolsas biodegradables o bolsas de tela.
En este sentido, se trabajará tanto en la campaña de conscientización para la promoción del uso de la bolsa de tela, como en la articulación con almacenes y supermercados para que puedan ir reemplazando este hábito.
Esta acción estará acompañada por una nueva etapa en la campaña de separación de residuos domiciliarios, que también sumará a los comercios en la disponibilidad de bolsas verdes y negras para promover la separación.
Razones para decir no a
las bolsas de plástico:
•Se fabrican a partir del petróleo, un recurso no renovable, costoso, cada vez más escaso y responsable de la emisión de gases de efecto invernadero, es decir, del cambio climático.
•Su reciclaje no es rentable: cuesta 100 veces más reciclarlas que producirlas nuevas.
•La mayoría acaba en el mar o quemada en las incineradoras y en los hornos de cemento. Se han encontrado bolsas flotando al norte del Circulo Ártico y en lugares remotos del Atlántico Sur.
•Contaminan durante su fabricación y su incineración (dioxinas, cianuro…).
Algunas están impresas con tintas tóxicas.
Tardan entre 150 y 1000 años en descomponerse.
• Su dispersión en la naturaleza causa mortandad de animales en el medio terrestre y acuático. Las tortugas, los delfines o los cachalotes, por ejemplo, se las comen porque las confunden con medusas y calamares. Es cada vez más frecuente encontrarlas en cadáveres de animales marinos porque provocan el bloqueo, irritación o laceración del tracto digestivo y reducen la cantidad de alimento que los animales pueden ingerir.
• Son de fácil sustitución por sistemas tradicionales: bolsas de tela, carritos, cestas, de papel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *