Marcha por más seguridad y salud: denuncian a policías

“En esta convocatoria no hubo pan, vino o colectivos de por medio. Los vecinos se trasladaron

para decir presente y expresarse, el intend

ente debería venir a darnos explicaciones”, dijo uno de los voceros, que después presentó a Jonatan, un enfermero de la ciudad de Marcos Paz que también tomó el micrófono y habló para todos: “Soy enfermero junto con mi esposa y entendemos que si nosotros queremos que esto tenga resultado necesitamos hacer las cosas bien y la ayuda de Dios para que nuestra ciudad se ponga de pie y se acabe la inseguridad, para que los jóvenes tengan futuro y los chicos puedan crecer seguros”, dijo el manifestante, agregando que no importa la religión de cada uno, e invitó a cerrar los ojos y a orar por la seguridad.

Al grito conjunto de “¡que se vayan todos, que se vayan todos, que se vayan todos!”,  Matías Martínez contó lo que le tocó vivir en la comisaría de Marcos Paz: “Yo llevé mi auto a un taller mecánico de la ruta, y al otro día me llama el dueño del taller diciéndome que vaya porque estaba la policía y me estaban buscando, entonces fui en un remis y me llevaron detenido dos policías que me dijeron que mi auto era robado. Me suben a la parte trasera del patrullero y cuando llegamos a la comisaría me llevan a un cuartito del fondo donde allí me esperaban otros dos policías y me comunican que iba a quedar detenido por encubrimiento del robo del automotor hasta que la fiscalía disponga dónde te trasladan. Yo les exhibí todos los documentos del auto hasta la verificación policial que estaba vigente y les dije que se habrán equivocado de persona, que yo había comprado mi auto en una concesionaria y que era de Marcos Paz, y me contestaron que si no llevaba tres mil pesos quedaba preso. Esta es la gente que nos está cuidando”. El chico procedió a informarles que no tenía ese dinero y que necesitaba realizar un llamado y ahí es donde llama a su padre (ex funcionario del Ministerio de Justicia del gobierno de Menem) quien lo asesora diciéndole que les diga que en diez días les llevaría el dinero, momento en que su padre iría con un fiscal para detener en el momento a los efectivos que coimearon al chico. Luego de esto le  hicieron anotar todos sus  datos en una hoja, hasta su número de Nextel, y según Matías le dijeron en tono mafioso: “Flaco si en diez días no traes los 3 mil pesos no te vamos a secuestrar el auto, no te vamos a meter preso, vos sabes muy bien lo que va a pasar así que anda nomás que en diez días te vemos”. Matías salió aterrado de la comisaría y a los veinte días de lo sucedido es interceptado por un patrullero en Sarmiento y Emilio Mitre: “Me dicen, ¿Flaco que te dijimos del auto? ¿Todavía está en Marcos Paz? Y le dije que el auto podía estar en cualquier lado porque es un auto completamente legal y me dijeron que íbamos a la comisaría a realizar un peritaje. Cuando bajo del auto me doblan el brazo y me meten a la fuerza hasta el fondo de la comisaría, y cuando intento soltarme, el oficial que me llevaba me pegó un cabezazo que esquivé y me dio una trompada”, relató el chico, acompañado por los comentarios de indignación de la gente. La historia termina con que lo llevan al hospital para hacerle un precario, y lo vuelven a llevar a la comisaría donde lo recibe el mismo policía que le había pegado y lo encierra en un calabozo en el que había un hombre tirado que según Matías tenía aspecto de muerto, y lo ayudo para que se siente en la pared. Al mismo tiempo se dio cuenta que tenía su celular encima, entonces lo llamó a su padre para contarle la pesadilla que estaba viviendo y fue a asistirlo inmediatamente. Se presentó en la comisaría local con una abogada y con el jefe de la departamental de Merlo, y los policías que tenían detenido a Matías le dieron su libertar inmediatamente, diciendo: “No hay ningún problema el auto es completamente legal, vaya nomás”. Efectuaron la denuncia en el acto, “y hoy gracias a Dios han relevado a todos”.

“No nos van a poder callar, hoy nos hemos reunido la gente de bien, hasta que Marcos Paz vuelva a tener la seguridad y la confianza de vivir en paz no nos van a poder parar. Marcos Paz se ha puesto de pie y si el intendente y sus funcionarios miran hacia otro lado y nos dan la espalda, en las próximas elecciones le daremos la espalda nosotros y dejarán de ser quienes son porque a los gobernantes los elige el pueblo”, expresó con convicción Matías Martínez, con aplausos y gritos de aliento de fondo.

También participaron de esta marcha los vecinos Fabián Bettini (esposo de Carla Braga) y Carlos Alderete (hijo de María Isabel Aranda), exponiendo los casos de supuestas mala praxis que sufrieron las dos mujeres en el hospital municipal, llevándolas a la muerte, y además denunciaron que nunca fueron recibidos por el intendente Ricardo Curutchet.

Bettini habló, entre otras cosas, de la mala administración por parte del municipio en las distintas áreas y de la fuerza de los más de mil vecinos que se reunieron en la intersección de Avellaneda e Independencia.

Roberto Martínez, el papá de Matías de  remarcó que en esta marcha no estuvo impregnada de ninguna ideología política, es por eso que alzaron la bandera argentina, sin ningún otro objetivo que manifestar el descontento de la ciudad con la gestión del gobierno de Ricardo Curutchet. Contó que se formó una comisión de vecinos que estará reuniéndose y elaborando proyectos para presentar en la próxima marcha, “de hecho a mi hijo lo estuvo llamando el abogado del intendente para que se reúna con él, otros le han ofrecido contratos, pero acá nadie saca tajada para sí”.

Martínez indicó que es muy difícil esperar buenos resultados cuando los sueldos de los policías  son bajos, el nivel educacional y la preparación profesional es mala y además dijo no haber tenido ningún tipo de contacto con las autoridades locales antes de la marcha.

“Acá trajeron un comisario que decían que supuestamente estaba de vacaciones, pero les digo que eso no es cierto, sino que el comisario tenía sesenta día de arresto penalizado por una falla profesional en otro lugar y lo estaba cumpliendo acá en Marcos Paz. Hablo del comisario Quintana”, declaró duramente el ex funcionario del Ministerio de Justicia, manifestando su alegría por el éxito que tuvo esta marcha.

2 pensamientos en “Marcha por más seguridad y salud: denuncian a policías”

  1. Nos alegro a mi esposa y a mi el nivel de la convocatoria, en orden con mucha garra con ideas claras, se salva Curutchet que este tipo roberto no vive en Marcos Paz que si no….Bien x todos los vecinos!!! A seguir juntos entonces no se desvien!!!

  2. FUI A LA CONVOCATORIA, VI A UNA GRAN CANTIDAD DE INNOMBRABLES, QUE NO RESISTEN UN ARCHIVO. AHHHHH

    FALTA DE SEGURIDAD ES QUE SIGA FUNCIONANDO MARCOS MARTINI, Y EL INTENDENTE MIRA PARA OTRO LADO .

    GRACIAS POR EL ESPACIO.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *