Los ladrones de la “moto negra” huyen: le robaron a una joven, a varios vecinos y siguen sin ser capturados

“Tuvimos un robo calificado en un barrio, entraron personasariel orozco 2 sub comisario eduardo alt armadas, le sustrajeron pertenencias a las víctimas. Se iniciaron las investigaciones y se labraron órdenes de allanamiento. Por esta causa quedaron dos detenidos. Ya son conocidos en las causas por robo”, arrancó la nota el comisario Ariel Orozco, cuando detallaba los hechos de inseguridad más recientes.
Roban a una chica y a una forrajería cerca de Sapa: “Circulan en moto y arrebatan a los vecinos. Tenemos presentes las características de la moto y los delincuentes, queremos lograr dar con estas personas que están armadas, estamos en plena etapa de investigación. No es un grupo solo que roba si no que son al menos tres parejas de asaltantes. Seguimos con los trabajos con las cámaras el rastro de una moto oscura”, agregó Orozco.
Robos en paradas de colectivos: “No hay denuncias, tenemos un recorrido de protección ciudadana sobre la ruta, lamentablemente la gente damnificada no se acerca la gente a denunciar”, agregó Orozco; aunque se trataría de una mujer que amenaza a los pasajeros con una botella cortada.
“Se reportó también un robo de una moto a un muchacho que venía de trabajar del frigorífico”, todavía no hay detenidos.
Mientras que el sub comisario Eduardo Alt, agregó: “El domingo pasado, en Avellaneda y Piedras una chica denuncia que le arrebataron el celular. Se logra dar con el sujeto, le secuestraron el celular y se lo devolvieron a la víctima. Pero como el delincuente es menor, quedó libre”.
El relato de la chica a la que le robaron las pertenencias, en Leandro N. Alem y Dardo Rocha, cerca de SAPA
(Como la damnificada es menor, se preserva la identidad). “En plena luz del día, cuando iba caminando por la esquina de Dardo Rocha y Alem, dos individuos que circulaban en una moto negra con plásticos plateados, sin patente, me abordan. Me di cuenta que uno le dijo al otro pará pará, ya sabía que iban a robarme. La otra persona baja más rápido y me agarra contra la reja de la casa de Goyeneche. Empieza el vecino a hacer ruido en la casa para ver si se iban. Entre los dos forcejearon y me llevaron la cartera con el teléfono, dinero y me roban también el saco. Empecé a gritar y se fueron. El forrajero vecino también comentó de que recién le habían robado. El que bajó (ladrón) se agarraba los bolsillos amedrentando con la presencia de un arma.
Uno de ellos era flaco, cabello negro, los dos llevaban bermudas. El de atrás era más robusto, a lo sumo 1.60. El que baja tenía una gorra negra y le sobresalían rulos en el cabello”, dijo la menor. “Lamentablemente no es la primera vez que la asaltan a ella, ya es la tercera vez. Una vez casi la mataron. Si a alguien le ofrecen un celular Samsung S4 que no lo compre porque es robado. No veo seguridad en las calles, no puede ser que estemos enrejados, ya hice la denuncia y de qué sirve? Quise que me mostraran las cámaras de seguridad y oh casualidad las cámaras están rotas, hasta cuándo vamos a estar así?”, se quejaba la madre de la menor.
Mariano Plaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.