Los bloques de concejales del PJ y Pro expresaron su dolor ante el fallecimiento de Kirchner

El 27 de Octubre no quedará solamente en la memoria colectiva como el día del censo del Bicentenario. Trascenderá en el tiempo como el día que partió hacia la eternidad uno de los hombres más comprometidos con sus principios, reafirmados en la militancia y como un ejemplo de entrega, valor y templanza.
Su figura hoy es recordada en toda Latinoamérica y reverenciada por los representantes de aquellos países postergados, que han recuperado su lugar en la discusión por los principios fundamentales de la Nación Latinoamericana, conservando cada uno su identidad y su desarrollo regional.
Sin duda Néstor Kirchner, encontrará de ahora en más, la real relevancia de su gestión. Podremos comprender cuanto le ha aportado al País su figura y su pensamiento para recuperar el lugar que nos corresponde en el conglomerado de las relaciones con el mundo político y económico, volver a ser el País creíble para insertarnos en la realidad sin ficciones que nos impone el nuevo siglo.
Como todo militante se ha ido de pie. Quizás su figura nos ilumine para seguir el sendero de lo posible, con la sublime esperanza de los que creemos en una Argentina en desarrollo, libre de las ataduras que imponen los imperios económicos. Esto debe ser ejemplo de participación comprometida con lo social, con las necesidades de los postergados y con el empeño en brindarse a la política como una forma de expresión para que las futuras generaciones recuerden este momento histórico como un relanzamiento del Movimiento Nacional y Popular que tanto pregonaran los Compañeros Perón y Evita.
A la sociedad en general queremos hacer participes de nuestro dolor por la pérdida de un hombre entregado a la lucha social y los Derechos humanos, bandera insustituible en su accionar político.
Acompañemos a nuestra Presidenta Cristina en la reafirmación de la Democracia, sabemos de su temple y su entereza para afrontar los momentos difíciles, pero en esta horas de dolor  debemos acompañar desde nuestro más humilde lugar para que sienta la presencia de un pueblo que quiere seguir siendo participe en la construcción de su propio futuro y nunca, jamás, instrumento de la ambición de nadie.
Enrique Salzmann            Miguel Achucarro        Damián Rolando
Hugo Telechea                       Anabel Arboledas        Ernesto Sbruzzi

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *