Lo salvó un remisero, luego de una feroz paliza

Ariel Sánchez, un joven de 37 años que se dirigía hacia su trabajo, fue atacado por tres delincuentes en Sarmiento y Chacabuco, a tres cuadras de Piedras, cuando esperaba el colectivo a las 3.30 de la mañana del sábado 23 de julio.

“Primero me pidieron el celular y la plata y yo sin resistirme les dije que se llevaran todo”, contó la víctima, quien ya fue atacado previamente en esa zona por delincuentes. Y después llegó lo peor: no sólo a los delincuentes les alcanzó con robarle a Sánchez, sino que también lo empezaron a agredir con puñetazos y patadas hasta que  quedó tirado y sin defensa alguna. “Sentí como impactaban al menos dos cascotes en mi cabeza y veía como la sangre chorreaba delante mío”, dijo la víctima. Luego de estar desangrándose en la vía pública, un remisero le salvó la vida. Vio el cuerpo arrojado casi en la calle y lo cargó a su auto para trasladarlo de urgencia al hospital. Si bien le dieron el alta, está de licencia en su trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *