Le robaron, aún con el kiosco incendiado accidentalmente

Edgardo Altuna es el dueño del maxikiosco Halcón, ubicado a pocos metros del hospital municipal, y dialogó con este medio para contar su desgracia: el 20 de marzo un cortocircuito provocó el incendio de su comercio ocasionando una pérdida total de toda la mercadería. Pero eso no es todo, el 3 de abril  ingresaron delincuentes, rompieron un vidrio y robaron herramientas y un equipo de audio. El incendio fue ocasionado por una falla de la cigarrera (estructura metálica con partes plásticas donde se colocan los paquetes de cigarrillos), se prendió fuego el zócalo de uno de los tubos, que se fue derritiendo y prendió fuego la cigarrera que luego produjo el cortocircuito y el desastre.

“No estamos nada tranquilos, porque estamos trabajando en el quiosco  y no se ve presencia policial. Tienen cuatro móviles mal estacionados en el centro de Marcos Paz y en los barrios como La Recova, Las 4 esquinas, el sector del hospital o Piedras están desprotegidos. A nadie le importa nada”, expresó con indignación el dueño del kiosco de la esquina del hospital.

Lamentablemente, la inseguridad aumenta en Marcos Paz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *