La Pompeya se destacó en la Fiesta del Jamón

El fin de semana del 20 y 21 de octubre estaba prevista prevista la celebración de la segunda

edición de La Fiesta Regional del Jamón: si bien el sábado 20 se pudo disfrutar de la degustación y venta de productos locales y regionales, y del patio de comidas junto con presentaciones artísticas musicales, el domingo las carpas que se habían instalado en el predio de la estación del ferrocarril, después del mediodía quedaron desérticas por la constante lluvia y tormenta eléctrica a lo largo del día. Por esta misma razón, se pasó para el siguiente domingo (que se juntará con los festejos del día del pueblo), quedando pendiente la elección de la embajadora del jamón y otros números artísticos. Esta fiesta fue inaugurada por el intendente, Ricardo Curutchet, encabezó la inauguración formal el día sábado por la tarde, acompañado por los representantes de las empresas que se sumaron al evento, más autoridades de distintos ámbitos municipales, provinciales y nacionales. “Le damos la bienvenida a la comunidad de Marcos Paz al banco Santander Río, esperemos que en breve estemos abriendo la sucursal y nuestro vecinos puedan acceder a todos los servicios y créditos que van a estar ofreciendo del banco, acá hay una cadena productiva muy activa y muy interesante”, dijo el mandatario agradeciendo a las personas de cada área que participaron para que esta fiesta sea posible.

Este medio mantuvo una charla con Raúl Regnícoli, jefe de la planta industrial en Mataderos de La Pompeya, frigorífico que tiene otra planta productiva ubicada en Marcos Paz, que se encarga de la faena de los cerdos.

Regnícoli contó que realizaron una campaña interna para los empleados de la empresa, que constó en la visita de familiares a la planta productiva, “y como obsequio, y para que se sientan identificados con la compañía, les regalamos remeras con la leyenda Yo amo Marcos Paz, La Pompeya Soy Yo, y cuando empezamos a ver la repercusión de la gente de Marcos Paz que hace que la empresa crezca y siga adelante con el esfuerzo de todos, quisimos hacer en esta fiesta un pequeño homenaje a toda su gente con esas remeras”.

La Pompeya sigue creciendo, tienen proyectos a futuro y el volumen de producción siguió aumentando, en parte gracias a la limitación a las importaciones, ya que se cubrió el faltante importado con cerdo nacional. “Nosotros somos dadores de dos tipos de servicios, el trozeo del cerdo para frigoríficos que nos traen sus propios animales y a su vez, de los cerdos que compramos y criamos nosotros vendemos cortes a terceros y a frigoríficos. Tenemos registro de todos los cerdos que entran en nuestra planta y hacemos todos los análisis que marca la ley tanto el SENASA como la bromatología provincial dela Provicia de Buenos Aires que es muy exigente en eso, nos garantizamos que todo lo que sale de nuestra planta sea perfectamente acto y libre de cualquier enfermedad”, informó el representante del frigorífico. Actualmente se descartan enfermedades como la aftosa, triquinosis ni pestes porcinas, “el país está apto para ser bueno a nivel nacional e incluso a nivel internacional”.

En esta oportunidad, La Pompeya ofreció en su stand toda la línea de fiambres que tienen en el mercado, y adelantaron la línea de productos marinados, pre cocidos listos para calentarlos y servirlos, especial para las amas de casas de la actualidad, que tienen menos tiempo para la cocina”, contó el jefe de la planta productiva de Mataderos, agregando que están muy contentos con sus empleados y existe un muy buen clima de trabajo, “puede haber conflictos laborales como en toda organización, pero no hay paros ni huelgas” concluyó Raúl Regnícoli.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *