La misteriosa desaparición de dos menores en La Paz, un tema que investiga la justicia

El viernes 14 de octubre por la mañana, fue el día en que desaparecieron de Marcos Paz, dos nenas de apenas doce años: Camila y Cintia.

Todavía no se establecieron las causas de esta desaparición de las dos menores, las autoridades policiales se encuentran investigando el hecho que conmocionó por varias horas a la comunidad marcospacense.
Ante la desesperación, el sábado por la tarde vecinos cortaron la ruta 40 y García (barrio La Paz), pero más tarde las nenas fueron encontradas el sábado 15 en horas de la tarde en la localidad de Rafael Castillo, sin ninguna lesión física, pero nadie sabe cómo ni por qué medios llegaron hasta ahí. Sus madres contaron a los medios que el viernes alrededor de las 7 y media, las vieron subir a un colectivo que iba para el centro de Marcos Paz, y luego de eso nadie vio ni supo más nada. 
“Ellas no usan teléfono celular porque no salen, ellas son amigas, y no viajan nunca solas. La policía nos dijo que las están buscando” explicaron conjuntamente las madres antes de que aparecieran sus hijas, e informaron las características físicas y la ropa que tenían puesta la última vez que las vieron. En ese momento Graciela Beatriz Sequeiro y Noemí Ruiz reclamaban la presencia del canal C5N, para que ayuden con la búsqueda de sus hijas.
El comunicado oficial del municipio
Una vez aparecidas las niñas, el municipio brindó su comunicado oficial a toda la comunidad y agradeció el trabajo de la policía local: “El estado municipal quiere informar a la ciudadanía que en el período que duró la ausencia de las menores que se fugaron, tanto la policía comunal como el municipio actuó ajustado a derecho acompañando a los familiares y colaborando con todo los mecanismos de investigación para lograr el objetivo central de hallar a las personas, acompañando las acciones de la policía de la provincia de Buenos Aires y todos sus mecanismos al alcance como ser equipos especiales y autoridades provinciales de la departamental Merlo y del Ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, como también de la Coordinación Nacional de las personas extraviadas a través de la Coordinación del Equipo Social de registro de chicos perdidos dependiente del Ministerio de Justicia de la Nación. El hecho no puede ser politizado bajo ningún aspecto. En este caso por suerte durante el transcurso del día sábado, una comisión policial al frente del comisario Marcelo Rey a cargo de la policía comunal de Marcos Paz, junto con personal policial y acompañado por las madres de las niñas y por el rastreo de redes sociales pudo establecerse el lugar donde se encontraban las menores, en las inmediaciones de la estación de Rafael Castillo, las cuales fueron restituidas a sus familiares. Al efecto y al momento se prosiguen las investigaciones con el objeto de determinar fehacientemente las causas de las ausencias y por lo tanto esclarecer el hecho en cuestión; como así también repudiar todo manejo turbio y especulativo de las personas ajenas al dolor y angustia de un familiar ante situaciones de esta índole, situación que este gobierno municipal y la policía comunal han dispuesto judicializar de oficio”, expresó entre otros puntos la representante de prensa Moira Mc Loughlin, quien además felicitó y agradeció especialmente el trabajo de la policía comunal de nuestra ciudad.
En cuanto a la acusación por parte de las mamás de las desaparecidas, de que el mandatario Ricardo Curutchet no permitió el ingreso a Marcos Paz de los medios de comunicación nacionales, el mismo dijo que no fue así, sino que por una cuestión de protocolo y de actividad responsables de los medios nacionales, provinciales y locales de brindar una información mínima cuando desaparece una persona que no ponga en riesgo su integridad ya que no se sabe la causa de la ausencia.
La duda de la gente y de los medios locales es cómo las menores llegan hasta Rafael Castillo, pero ninguna autoridad aclara bien esa cuestión, “con el correr de los días se va a poder ir dando mayor información”, expresó Curutchet, con la idea de dar “tranquilidad y claridad” al pueblo.
El comisario de la dependencia local, Jorge Horacio Quintana, informó que no les pudieron tomar declaraciones por ser menores de edad, entonces la ayudantía fiscal local ordenó que sean tratadas por un gabinete especializado en el tema que son utilizados en estos casos. Se llegó a ellas a través de redes sociales como facebook y por llamados telefónicos: “Amigos, familiares y compañeros del colegio de las nenas ayudaron de esta forma para lograr recabar datos, y así es como se llegó a buen puerto”.  
Camila y Cintia ya están con sus familiares en sus hogares, pero la investigación y la incertidumbre de cómo sucedieron los hechos continúa. 
Entrevistas y texto: Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *