La fototeca, un capítulo aparte en los Inmigrantes

Los días 11,12 y 13 de noviembre en la Fiesta del Día del Inmigrante se expuso el stand de la Fototeca Histórica con la muestra “Giuseppe Banfi”, que se presentó oficialmente el viernes 11 a las 19:30 y trata de la historia desconocida de un inmigrante italiano del barrio Las Cuatro Esquinas de la localidad de Marcos Paz. 

Giuseppe Banfi nació aproximadamente en el año 1850 en la región de Lombardia, Italia. Realizó sus estudios en una escuela de artes donde conoció a su amigo Francesco Grimoldi, con quien comenzó a soñar la aventura de buscar nuevos horizontes.  

Aproximadamente en el año 1868, con 18 años de edad,  Giuseppe se embarcó junto con su amigo Francesco, en el puerto de  Genova rumbo a Sudamérica.  Veintidós días después  llegaron al puerto de Buenos Aires y se instalaron en el  barrio de la  Balvanera donde había una importante concentración de italianos. 

Al poco tiempo contrajo matrimonio “por poder” con la genovesa Ángela Borssani, que emprendió su viaje a Argentina para encontrarse con su flamante esposo.

Fruto de ese matrimonio nacieron 8 hijos: Carlos, Magdalena, que es  apadrinada en el bautismo por su amigo  Francesco Grimoldi, Josefa, Luisa, Alberto, Fernando, Lázaro  y Martín. 

Marcos Paz, a partir de su fundación  por el ferrocarril, el 24 de diciembre de l870, comienza a ser un punto importante de progreso, al cual se suman muchos inmigrantes de varias nacionalidades.

En 1875 Don Giuseppe decidió radicarse en  Marcos Paz con toda su familia y construyó con sus manos por su oficio de albañil, su primera casa familiar, ubicada en la intersección de la actual Avenida Libertad con Montesquieu. Luego la vendió y construyó su segunda vivienda, siempre sobre la avenida Libertad, a mitad de cuadra, entre Montesquieu y Av. San Martín.

Don José, se ganaba la vida con su oficio. Sus trabajos más importantes estaban concentrados en el campo, en el pueblo de Navarro y en el cementerio local donde construyó muchas de las bóvedas más antiguas.

Fue muy activo socialmente, participando en la  formación y fundación  de la  de la Sociedad Italiana en el año 1877 y contribuyendo además con aportes para la edificación de la sede social.

En 1896 recibió como distinción, una medalla de oro por su contribución  a la construcción del panteón y el estandarte de esa institución que, había sido confeccionado  por su hija Magdalena a la edad de 14 años.

Don José, hombre visionario y emprendedor, movido por las vicisitudes de los colones con respecto a la plaga de las liebres europeas, comenzó a desarrollar  una red compuesta para cazarlas vivas.

El proyecto lo avanzó con sus hijos que le ayudaron en la confección de la red y al probarla, los resultados fueron  tan buenos que decidió hacer la presentación formal, para lograr el patentamiento del invento, aprobado el 19 de Enero de 1907 con el numero 5077.

La trascendencia del mismo hizo que la revista “Caras y Caretas” envíe profesionales y fotógrafos  para hacer una nota que fue publicada el 13 de Agosto de 1910 en la edición N º 619.

El 29 de agosto de 1910, don José recibió una carta manuscrita y firmada por el estanciero, abogado y político mendocino Benito Villanueva, quien le había comprado una importante red. En la misma el senador propuso encontrarse el 2 de diciembre en la estancia El Dorado de Vedia, de su propiedad, para avanzar en la instalación de las mismas.

Don José, emprendedor y trabajador incansable, fue representante de las famosas píldoras rosadas del Dr. Williams Ross de Estados Unidos.

También instaló en su barrio Las Cuatro Esquinas, (denominado así a partir del 1900, porque en el  cruce de Av. San Martín, Calle Real y la Avenida  Libertad había cuatro comercios) un despacho de bebidas.

Giuseppe Banfi, inmigrante italiano, fue un  protagonista anónimo  de  epopeyas cotidianas que dejo como herencia sus valores, la solidaridad, el respeto, la ambición de progreso y la cultura del trabajo.

Falleció  en el año 1925 y sus restos descansan junto a su esposa en la bóveda  que el mismo construyó en el cementerio local.

En esta muestra se exhibieron fotografías, documentos y recuerdos familiares de más de cien años de antigüedad, referidos a este interesante rescate histórico.  

 

Los días 11,12 y 13 de noviembre en la Fiesta del Día del Inmigrante se expuso el stand de la Fototeca Histórica con la muestra “Giuseppe Banfi”, que se presentó oficialmente el viernes 11 a las 19:30 y trata de la historia desconocida de un inmigrante italiano del barrio Las Cuatro Esquinas de la localidad de Marcos Paz.  Giuseppe Banfi nació aproximadamente en el año 1850 en la región de Lombardia, Italia. Realizó sus estudios en una escuela de artes donde conoció a su amigo Francesco Grimoldi, con quien comenzó a soñar la aventura de buscar nuevos horizontes.   Aproximadamente en el año 1868, con 18 años de edad,  Giuseppe se embarcó junto con su amigo Francesco, en el puerto de  Genova rumbo a Sudamérica.  Veintidós días después  llegaron al puerto de Buenos Aires y se instalaron en el  barrio de la  Balvanera donde había una importante concentración de italianos.  Al poco tiempo contrajo matrimonio “por poder” con la genovesa Ángela Borssani, que emprendió su viaje a Argentina para encontrarse con su flamante esposo.Fruto de ese matrimonio nacieron 8 hijos: Carlos, Magdalena, que es  apadrinada en el bautismo por su amigo  Francesco Grimoldi, Josefa, Luisa, Alberto, Fernando, Lázaro  y Martín.  Marcos Paz, a partir de su fundación  por el ferrocarril, el 24 de diciembre de l870, comienza a ser un punto importante de progreso, al cual se suman muchos inmigrantes de varias nacionalidades. En 1875 Don Giuseppe decidió radicarse en  Marcos Paz con toda su familia y construyó con sus manos por su oficio de albañil, su primera casa familiar, ubicada en la intersección de la actual Avenida Libertad con Montesquieu. Luego la vendió y construyó su segunda vivienda, siempre sobre la avenida Libertad, a mitad de cuadra, entre Montesquieu y Av. San Martín.Don José, se ganaba la vida con su oficio. Sus trabajos más importantes estaban concentrados en el campo, en el pueblo de Navarro y en el cementerio local donde construyó muchas de las bóvedas más antiguas.Fue muy activo socialmente, participando en la  formación y fundación  de la  de la Sociedad Italiana en el año 1877 y contribuyendo además con aportes para la edificación de la sede social. En 1896 recibió como distinción, una medalla de oro por su contribución  a la construcción del panteón y el estandarte de esa institución que, había sido confeccionado  por su hija Magdalena a la edad de 14 años.Don José, hombre visionario y emprendedor, movido por las vicisitudes de los colones con respecto a la plaga de las liebres europeas, comenzó a desarrollar  una red compuesta para cazarlas vivas.El proyecto lo avanzó con sus hijos que le ayudaron en la confección de la red y al probarla, los resultados fueron  tan buenos que decidió hacer la presentación formal, para lograr el patentamiento del invento, aprobado el 19 de Enero de 1907 con el numero 5077.La trascendencia del mismo hizo que la revista “Caras y Caretas” envíe profesionales y fotógrafos  para hacer una nota que fue publicada el 13 de Agosto de 1910 en la edición N º 619.El 29 de agosto de 1910, don José recibió una carta manuscrita y firmada por el estanciero, abogado y político mendocino Benito Villanueva, quien le había comprado una importante red. En la misma el senador propuso encontrarse el 2 de diciembre en la estancia El Dorado de Vedia, de su propiedad, para avanzar en la instalación de las mismas.Don José, emprendedor y trabajador incansable, fue representante de las famosas píldoras rosadas del Dr. Williams Ross de Estados Unidos.También instaló en su barrio Las Cuatro Esquinas, (denominado así a partir del 1900, porque en el  cruce de Av. San Martín, Calle Real y la Avenida  Libertad había cuatro comercios) un despacho de bebidas.Giuseppe Banfi, inmigrante italiano, fue un  protagonista anónimo  de  epopeyas cotidianas que dejo como herencia sus valores, la solidaridad, el respeto, la ambición de progreso y la cultura del trabajo.Falleció  en el año 1925 y sus restos descansan junto a su esposa en la bóveda  que el mismo construyó en el cementerio local.En esta muestra se exhibieron fotografías, documentos y recuerdos familiares de más de cien años de antigüedad, referidos a este interesante rescate histórico.

Un pensamiento en “La fototeca, un capítulo aparte en los Inmigrantes”

  1. Hola.
    Acabo de verificar mis archivos y encontré que:
    PEDRO VENANCIO PETRY se casó con JOSEFA BANFI en MERLO el 27 de abril de 1879.
    En el cementerio local la familia PETRY tenía una bóveda en cuyo frontis constaba el apellido y el año, no recuerdo si era 1879 o 1897, seguramente construido por el señor BANFI.
    Saludos.
    Ricardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *