La Fiesta del Inmigrante, una fiesta del pueblo

Las colectividades italiana, española, japonesa, portuguesa y el centro vasco de Marcos Paz, organizaron

por decimotercera vez la Fiesta del Día del Inmigrante, un evento ya clásico y tradicional de las familias de Marcos Paz y toda la zona, debido a que más de 20 mil personas recorrieron el predio aledaño a la estación del ferrocarril durante los días 9 (jornada fresca y lluviosa, pero permitió armar las carpas y stands), 10 y 11 de noviembre.

Debido al mal clima, el acto inaugural, se realizó frente al monumento del Inmigrante, en la esquina de Avellaneda e Independencia, y después se trasladó al hall del Centro Cultural Cine Teatro Roma, donde el intendente Ricardo Curutchet habló sobre los orígenes de los primeros pobladores de Marcos Paz, inmigrantes, y le dio la rubrica oficial a la apertura del evento. Escuchaban atentos los organizadores del evento y Elvio Alocatti, presidente de la comisión.

El intendente también dejó una ofrenda floral a los pies del monumento al gaucho, frente a la Casa de la Cultura, y rescató el respeto por las tradiciones populares que preserva históricamente la comunidad de Marcos Paz. En sus palabras, el intendente destacó el crecimiento de la fiesta año a año y reconoció a José Cirillo, quien fuera presidente de la comisión hasta el año pasado, por su compromiso a lo largo de este tiempo. Se le brindó homenaje al recuerdo de José Kishimoto y Vicente Mansanet, quienes fueron parte de la Comisión y hoy continúan en la memoria y en el alma de la fiesta.

La muestra y comercialización de comidas típicas y puestos de ferias artesanales, como año tras año, fueron la gran atracción. Desde las cervezas alemanas, las pizzas italianas, las salsas portuguesas acompañando a sus carnes, la paella española, y otras exquisiteses se podían degustar en todo el predio.

El cierre de la primera noche musical estuvo a cargo de Fulanos a lo Loco”, mientras que el domingo, en horas del mediodia, autos antiguos vistieron más la ciudad de color. Ya por el domingo a la tarde y noche, el público pudo disfrutar de todas las danzas típicas de las colectividades, y sobre el final, el grupo Safari le dio rubrica a este evento que fue masivo, de entrada libre y gratuita, y para toda la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *