Jazz para oídos exquisitos

El 8 de junio, en Casa Tomada, se dio la gran cita para que suene el jazz en Marcos Paz. En uno de20130608_230104 los lugares más íntimos y con mejor acústica de Marcos Paz, se presentó una misma banda con dos pianistas. Jorge Romanelli en guitarra, Walter Filipelli en el bajo, Antonio Hurtado en la batería, y un gusto enorme “que nos dimos fue tocar además con Juani Méndez en saxo tenor!

el piano yo y en la segunda parte del show, Pedro Ragone”, dijo satisfecho Santiago, un hombre que siempre disfruta de hacer música y que domina varios instrumentos.

Los temas de la primera fueron: Nostalgia in time square (Charles Mingus), Blue Monk (Thelonious Monk), A child is born (Thad Jones), Cantaloupe Island (Herbie Hanckok).

El primer tema (nostalgia in time square) era más estándar (asi se denomina a lo más jazzero), el segundo (blue monk) fue un blues Major, el tercero, una balada, y Cantaloupe Island un funk.

“En el segundo bloque los temas con su estilo individual, están incluidos en el repertorio del jazz: con Pedro Ragone en el piano, se escuchó Let´s Cool One, How Deep is the Ocean, Darn That Dream, Segment y When Will The Blues Leave. Piezas que eran prolijamente logradas, con un cálido y afectuoso reconocimiento del público, que llenó el lugar, cuando a eso de las 23 los músicos arrancaban el show. Sobrios, y con la presencia de los que saben en escena, los chicos se despidieron con aplausos, con la idea de que en breve vuelvan a tocar juntos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *