Interesante charla a docentes acerca de la violencia escolar, fue en el CIC

En la fría mañana del 15 de julio, en el zoom del CIC (Centro Integrador Comunitario) del barrio Nuestra Señora de la Paz, la especialista en violencia
familiar Dora García, brindó conceptos acerca de esta problemática, expuestos de una forma práctica y clara. Utilizó filiminas y se produjo el intercambio con los asistentes, casi un 95% docentes.
En la segunda parte de la charla, se refirió a violencia escolar, un preocupante flagelo que recrudece a menudo en la comunidad escolar y que deriva de varios aspectos. La profesional le brindó a los docentes herramientas útiles para desenvolverse en el aula y actuar en consecuencia, y el encuentro estuvo coordinado por la Comisión de Salud, Educación y Justicia y la Mesa de Salud del barrio de La Paz.
Entre toda la información y observaciones que allí se expusieron, García hizo mención a la categorización de la violencia escolar realizada por una socióloga, que incluye: la violencia de la vulnerabilidad baja, de la vulnerabilidad controlada, de la vulnerabilidad controlada escasamente, de la impunidad en los comportamientos violentos y de la alta inseguridad. “Si las instituciones están bien organizadas, con un buen nivel de comunicación, y uno de los temas fundamentales en la temática de prevención de esta violencia, es trabajar los talleres de comunicación humana a nivel no sólo escolar sino también con la familia. Las personas que participan de esos talleres por medio de distintas técnicas y juegos, sin utilizar la palabra, ayuda a detectar rápidamente cuales son las situaciones de no comunicación que existen”, explicó la especialista, además de poner énfasis en las normas y pautas que deben existir para ser cumplidas, y que funciona como una forma de poner límites a esta situación y mantenerlos.
Habló también de conceptos como “impunidad” y “anomia”, el primero que tiene que ver con los comportamientos violentos se siguen produciendo y no hay forma de ponerles freno, y el otro, desarrollado por Durkheim, que se refiere a una institución sin normas ni pautas.
La solución frente a estas situaciones, según Dora García, recae nuevamente sobre la comunicación, organización e integración entre niños, docentes, directivos y padres.

En la fría mañana del 15 de julio, en el zoom del CIC (Centro Integrador Comunitario) del barrio Nuestra Señora de la Paz, la especialista en violencia familiar Dora García, brindó conceptos acerca de esta problemática, expuestos de una forma práctica y clara. Utilizó filiminas y se produjo el intercambio con los asistentes, casi un 95% docentes.En la segunda parte de la charla, se refirió a violencia escolar, un preocupante flagelo que recrudece a menudo en la comunidad escolar y que deriva de varios aspectos. La profesional le brindó a los docentes herramientas útiles para desenvolverse en el aula y actuar en consecuencia, y el encuentro estuvo coordinado por la Comisión de Salud, Educación y Justicia y la Mesa de Salud del barrio de La Paz.Entre toda la información y observaciones que allí se expusieron, García hizo mención a la categorización de la violencia escolar realizada por una socióloga, que incluye: la violencia de la vulnerabilidad baja, de la vulnerabilidad controlada, de la vulnerabilidad controlada escasamente, de la impunidad en los comportamientos violentos y de la alta inseguridad. “Si las instituciones están bien organizadas, con un buen nivel de comunicación, y uno de los temas fundamentales en la temática de prevención de esta violencia, es trabajar los talleres de comunicación humana a nivel no sólo escolar sino también con la familia. Las personas que participan de esos talleres por medio de distintas técnicas y juegos, sin utilizar la palabra, ayuda a detectar rápidamente cuales son las situaciones de no comunicación que existen”, explicó la especialista, además de poner énfasis en las normas y pautas que deben existir para ser cumplidas, y que funciona como una forma de poner límites a esta situación y mantenerlos.Habló también de conceptos como “impunidad” y “anomia”, el primero que tiene que ver con los comportamientos violentos se siguen produciendo y no hay forma de ponerles freno, y el otro, desarrollado por Durkheim, que se refiere a una institución sin normas ni pautas. La solución frente a estas situaciones, según Dora García, recae nuevamente sobre la comunicación, organización e integración entre niños, docentes, directivos y padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *