Incendio del comercio: «Destrucción total de la mercadería y muebles»

Destrucción total. Al menos de la mercadería y muebles de atención comercial. Ese fue el lapidario saldo que arrojó el incendio de “Encendidos Marcos Paz”, en la esquina de La Rioja y Ruta 40. En este sentido, ambos pisos de la tradicional esquina que comercializa autopartes, baterías, aceites y lubricantes en Marcos Paz se vieron afectados por las llamas, hasta ahora de un origen desconocido.
Cerca de las 19, cuando no había personal dentro del inmueble, los vecinos alertaron a los Bomberos Voluntarios de Marcos Paz acerca del siniestro y “al llegar, el fuego ya había sido devastador, se quemó la totalidad de los productos comercializables, a excepción de un depósito de tanques de aceite lindero (calle La Rioja). Si las llamas hubieran alcanzado ese lugar, hubiera sido peor”, señala Alejandro Ibarra, en dialogo exclusivo con Hora de Informarse. Fue impactante cómo las llamas vertían desde los ventanales y puertas, allí los vecinos y hasta el propietario (aún no dialogó con los medios) Pablo Arrigoni se los notaba preocupados e inquietos. Este 21 de septiembre fue trágico desde lo económico (se calculan pérdidas millonarias) pero por suerte no hubo ni lesionados ni víctimas fatales.
Para evitar que el fuego se expanda y no afecte a las propiedades vecinas, los Bomberos de Marcos Paz recibieron colaboración inmediata de los cuerpos de colegas de General Las Heras, Villars (aportaron camiones cisterna con varios litros de agua) y los cuerpos activos de General Rodríguez y Cañuelas, quienes colaboraron no sólo con personal sino también con tubos de respiración autónoma, dado que los uniformados se van turnando el uso constante para aprovechar y recargar el oxígeno permanentemente. Los 60 bomberos de toda la zona afectados a un incendio de gran magnitud trabajaron hasta las 3 de la madrugada del 22, cuando sólo se observaban las paredes quemadas, lozas y vigas comprometidas por el fuego y el color negro predominante de los elementos quemados. A no más de 50 metros hay una estación de servicio GNC (Gas Natural Comprimido), la tragedia pudo haber sido peor.
En el contexto del hecho, el tránsito estuvo bloqueado en un radio bastante amplio, a raíz de que se trataba de un incendio que pudo haber provocado explosiones más fuertes, se trataba de una bomba de tiempo que fueron desactivando con profesionalismo y dedicación. Ahora los peritos deberán chequear en qué estado quedó el inmueble, si es viable volver a utilizarlo o bien, demoler lo que no ofrece garantías de seguridad.

Mariano Plaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.