Furia y dolor por la golpiza y la violación de una chica de 18 años, en La Milagrosa

El 10 de enero a las 22, en el barrio La Milagrosa, de la localidad de Marcos Paz, una joven fue sorprendida por un hombre de aproximadamente 30 años, la redujo con un arma y la obligó a arrodillarse para robarle sus pertenencias. Luego de que le robó, el delincuente la arrinconó en un pastizal cercano a la ruta 40 y la violó. Previamente, el violador le*propinó golpes de puño y

y hasta casi le fractura el tabique nasal a la víctima.

La joven, llamada Vanesa, venía de trabajar de un local de ropas de la localidad de Merlo. Para ello, cuando eran cerca de las 22 de anteayer, bajó del colectivo que la transportaba, y el individuo se acercó intimidante y le dijo textualmente: ¿”Te puedo hacer una pregunta”? La joven reaccionó y sin mediar palabras quiso caminar rápido porque notó que se trataba de una intimidación.

Desde ayer, el comisario Marcelo Rey y sus efectivos están rastreando la zona en busca del violador. A la vez, los vecinos cortaron totalmente la ruta 40 (ex 200) y hasta el cierre de esta edición, el corte seguía activo.

La ruta 40 estuvo cortada por los manifestantes durante el 11 y 12 de enero, a la altura del barrio La Milagrosa y Nuestra Señora de la Paz. Lamentablemente, en el acceso de los automóviles a los barrios aledaños, jóvenes delincuentes aprovecharon el gran tráfico de autos para lo que comunmente se denomina “pedir peaje” y hasta saquearon las pertenencias de los conductores, cuando los detenían con armas o piedrazos. A tal punto que a un vehículo le destrozaron el parabrisas de un piedrazo y el conductor fue trasladado urgente al hospital, por múltiples heridas en la cara. La policía no daba abasto, entre las protestas en la ruta, los hechos delictivos que se sucedían en los barrios y la búsqueda del violador, que hasta el cierre de esta edición no había sido detenido.

La hermana de la víctima, contó a este medio el relato de este indignante hecho: “Ella llegaba de trabajar de Merlo, alrededor de las 22, baja en La Milagrosa y mi hermana cruza las vías, y aparece un chabón que le dijo que le quería hacer una consulta. Ella se da cuenta, le dice que no y sale corriendo, pero este hombre la sigue, la hace arrodillar con un arma y le pide todo lo que tiene. Vanesa le tira la cartera, y cuando el hombre revisa que no tiene nada, la arrastra de los pelos y la lleva al descampado, le dio tantos golpes que la desfiguró toda”, según sus descripciones, este sujeto es alto, gordo, con una vicera blanca, mochila celeste, con pelo largo y con rulos. “Ella dijo que si lo ve, lo va a reconocer. No sabe si bajó del colectivo con ella o él ya estaba ahí. Por acá a más de una mujer las corrieron, pero no la agarraron como a mi hermana, que ahora está toda muy mal, toda morada e hinchada, tiene el tabique de la nariz roto. Al otro día le agarró un ataque de nervios, e iba a quedar internada, pero cuando vieron que no levantamos el paro, la devolvieron a mi casa” declaró la hermana, diciendo que los policías sólo hicieron promesas y que recién después de 20 horas fueron los forenses a hacer las investigaciones pertinentes, “porque nosotros cortamos la ruta, sino no venía nadie”.

Una vecina del barrio habló de las promesas que había hecho el intendente para octubre, como el corte del pasto, la iluminación, “nos prometió seguridad, antes de las elecciones y hasta ahora no hemos visto nada, estamos esperando y tuvo que ocurrir esta tragedia ahora, queríamos un patrullero que pasara en hora pico, para que podemos cruzar la ruta tranquilos”, dijo la mujer, afirmando que no salieron a buscar al delincuente porque todavía no tienen un identikit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *