Fuerte polémica entre dos concejales

Antes de la votación de la normativa de salones de fiesta en esta localidad, el clima entre los ediles Hugo Tellechea y Carlos Albertella fue bastante tenso: Albertella proponía, en sintonía a lo que pensaban los vecinos del salón que están construyendo en calle Independencia, que antes de habilitarse el mismo se consulte a los vecinos (esto estaba en el proyecto inicial del oficialismo). Pero Tellechea le reprochó el no haber asistido a la comisión previa para debatir el tema, diciéndole a Albertella que los únicos que habían trabajado en él tema eran él, Juan Fortini e Issouribehere, lo que crispó el semblante de Albertella y hasta casi se van a las manos con Tellechea.
Aparentemente había una decisión de los ediles del PJ  (grupo en el que generalmente vota Albertella) de no asistir a la última comisión por no haber estado de acuerdo por el modo en que se aprobó el préstamo para la concreción de los asfaltos, razón por la que se ausentó Albertella.
Pero después Albertella se entera que Tellechea había ido, dio quórum y tuvo dictamen este proyecto,  generándole bronca al de Unión Pro, quien dijo que el hubiese asistido y tratado de convencer a los demás ediles acerca de su posición.
Durante la sesión, Albertella pidió la palabra y trató de fundamentar su posición. Explicó que como el derecho comparado es fuente importante del derecho, había estado consultando normas jurídicas similares, y recordó una ordenanza de Rosario que tiene una cláusula similar, otra de Rojas y un procedimiento que se utiliza en Morón.
La discusión surgió cuando Tellechea pidió la palabra diciendo que “algunos se quieren hacer los lindos con los vecinos pero no vienen a trabajar a las comisiones”. Ahí fue cuando Albertella le respondió que ese proyecto tenía casi dos años, y siempre estuvo en la comisión de obras, que él presidió todo ese tiempo y nunca se expidió. Al final, la calma volvió a reestablecerse y por 10 votos positivos y 3 abstenciones (Claudia Campero estuvo ausente por enfermedad), se aprobó la normativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *