Fiesta en Casa Tomada, el pueblo y los ritmos populares, unidos en una noche genial

Un poco de alegría nunca viene mal en esta vida. Descargarse las tensiones y el estrés de toda la semana con instrumentos musicales es terapéutico. Así lo entiende el líder de LDV (La Divina Variedad), Diego Momeso, quien estudió el conservatorio y desde su formación, percusionista tocó en muchas bandas. Un par de viernes atrás, Casa Tomada explotaba con los temas interpretados por los percusionistas de Marcos Paz. La gente bailaba y aplaudía a full cada tema interpretado: entre Los Auténticos Decadentes y Los Fabulosos Cadillacs se basó el repertorio de covers.
Diego empezó a brindar clases en talleres en Casa Tomada, el bar temático de Marcos Paz, sobre calle Independencia. De allí, junto a sus alumnos (“algunos sabian tocar, otros no tenían ni idea”, señala Momeso), conformaron una banda llena de energía: muy pocos sabían lo que era tocar.
“Hacemos un ensamble percusivo, al aprender a tocar, cada uno hace una parte de la melodía. Acá trabajamos con figuras de la música, planteamos un show porque la gente quiere divertirse”, agregó.
-¿Dónde se presentaron, o qué shows brindaron?
-Tocamos con la Bomba de Tiempo en el Konex, de ahí salió el espaldarazo para hacer algo más armado, más real y más serio. Tocamos de soporte de la Bersuit, con No te va a Gustar. Y estamos esperando que se de lo del Choque Urbano y la Chilinga. La idea es hacer un vivo, hacerlo más profundo con letras nuestras y luego grabar nuestro primer disco. Mariano Plaza

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.