Ex integrantes de Bomberos denuncian irregularidades y piden la renuncia de los jefes

Los bomberos Daniel Landoni, Juan Orlandi, Leonardo Poggi y Jorge Bedini realizaron una denuncia contra el comandante mayor de bomberos José Arboledas y el Presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios misma agrupación Héctor Merino y exigieron la renuncia de ambos. Denunciaron jubilaciones irregulares, ante el IPS; el pago del sobreprecio de 3 cortinas metálicas que dan a la calle Rivadavia y otras irregularidades, como que no se llamó a licitación para ampliar el cuartel. Estas primeras dos denuncias, según dicen, ya están radicadas en la Justicia.
Los informantes fueron invitados al programa de canal 6, “Presencia Semanal”, para exponer los motivos. Durante el transcurso del programa recibieron llamadas telefónicas, entre ellas, una madre de un bombero que se comunicó para contar que su hijo ya había sido amenazado por participar de la denuncia a la fiscalía y lo hicieron renunciar. Otra mujer llamó diciendo que su marido es bombero, y se tiene que comprar todo lo que necesita para asistir a la gente que lo necesita, ya que el dinero que se recauda de donaciones y misas desaparece: “Yo compro todos los años la rifa de los bomberos, y resulta ser que esta plata no se destina a la institución, sino que va al bolsillo de estos dos señores. Es vergonzoso y lamentable que por estas dos personas se vea todo el cuerpo de bomberos afectado”.
Por su parte, Hugo Tellechea, concejal, con una gran indignación declaró: “Tengo mucho dolor, jamás me hubiera imaginado que en una institución del prestigio como la de Bomberos Voluntarios, un par de sinvergüenzas como estos dos, estén haciendo este tipo de cosas, sustrayéndoles los objetos personales y el dinero a las víctimas en los accidentes, y hay testigos de que esto es así”, manifestó el concejal del PJ. Contó su experiencia de hace muchos años atrás, en el año 87, que cuando con unos compañeros asistieron a un accidente automovilístico que sucedió en la ruta 6 (ellos iban camino a las carreras en La Plata); mientras esperaban que llegue la ambulancia para socorrer a los heridos, se dan cuenta que en el auto había un maletín y un paquete de dólares que salía del bolsillo de la víctima. Tellechea le pidió a Arboledas que se acerque y “observé lo que había para que nadie toque nada”, dijo Tellechea. Años después Hugo Telechea escucha una charla acerca del accidente sucedido, en el que culpaban a la policía por haberse quedado con ese dinero que le pertenecía a la víctima, “y si de algo estoy totalmente seguro es que la policía es inocente de cualquier sustracción de pertenencias personales del vehículo 504, porque el único que se acercó fue José Arboledas y tengo todos los testigos que se necesitan para confirmarlo”, y agregó: “No habrá sido la primera vez que sustraen cosas de accidentes con las víctimas adentro de un auto con gente agonizando. Si realmente tienen habilidad para ser delincuentes o ladrones, que agarren un arma y se la jueguen y sean ladrones de verdad, pero no miserables gusanos como estas basuras que insultan la institución, y se tendrían que mandar a mudar por la puerta de atrás y encapuchados, porque tendrían que tener vergüenza de poner la cara adelante del pueblo”.
A su vez acusaron a Merino de haber ejercido violencia física contra los bomberos González, Martínez y García, “y los muchachos por respeto al presidente no le contestan. El que tiene que tomar las medidas es el jefe del cuartel. Uno trato de preservar la institución de los escándalos, pero esto es una denuncia concreta de un montón de situaciones irregulares”, contaron Landoni, Orlandi y Poggi.
“El año que pasó, los bomberos voluntarios de Marcos Paz contaron con un subsidio provincial de 78 mil pesos anual, más un subsidio municipal de 2 mil pesos por mes, un porcentaje de la tasa de seguridad, el dinero de las rifas que se realiza todos los años, y 200 litros por semana de combustible que provee la municipalidad. Los equipos de protección fueron donados, pero la otra ropa se la pagan los bomberos, así como también cuando están de guardia se compran su comida. Es el único cuartel donde los bomberos se pagan la yerba para tomar mate, el cuartel se pintó con la pintura donada por Lázaro, las cubiertas de los camiones las está donando Pirelli”, informó uno de los denunciantes.
Los bomberos que labraron la denuncia tienen un único objetivo en concreto: la renuncia de Arboledas y Merino. Luego Defensa Civil establecería de qué modo va a continuar la prestación de servicios.
“Una cantidad significativa de bomberos decidieron irse del cuartel a causa de la disconformidad con el presidente y el jefe de la institución: son 30 personas que apoyan esta causa y firmaron su acuerdo con la denuncia. Yo por las amenazas no me voy a achicar”, dijo uno de ellos y esperan que la autoridad que corresponda tome “cartas en el asunto”. En este último tiempo, “el presidente de la Sociedad de Bomberos Voluntarios Héctor Merino me amenazó  diciéndome que me iba a matar a trompadas y que me olvide de tener familia”, puntualizó uno de los denunciantes.
El cura párroco Fabián Mascarrell Jofré intervino para decir que si alguien cometió algún ilícito, tendrá que ser la justicia la que lo dictamine, “pero no hay que abandonar la lucha por esta institución porque a todos nos hace falta. Esto se tiene que solucionar y el que tiene algún error tiene que hacer un paso al costado, pero hay que salvaguardar la institución, son respetados, necesarios y queridos en Marcos Paz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *