En Merlo, trabajadores de Petinari conformaron una Cooperativa

Hace seis meses la fábrica para acoplados de camiones se encuentra cerrada y los trabajadores no logran sentar a la otra parte a dialogar. Por ello decretaron la quiebra de la empresa y se juntaron para armar una Cooperativa de Trabajo.

Hace seis meses quienes transitan por la ex Ruta 200 hacia el centropetinari de Merlo se pueden topar con un corte a la altura del campo de HIVA. Un grupo de trabajadores acampa en la puerta de la empresa Petinari desde comienzos de este año, exigiendo el pago de sueldos atrasados y denunciando situaciones irregulares de trabajo por parte de la empresa.

Un grupo de empleados corta un carril de la Ruta mano a Merlo Centro y, otro grupo, mano a Marcos Paz pidiendo a los automovilistas una ayuda económica para poder comprar comida para sus familias ya que no cuentan con los sueldos que Petinari adeuda hace meses. «Subsisten con lo que los transeúntes les van dando, ya hace cinco meses que no cobran», manifestó Claudio Capón, uno de los abogados de los trabajadores.

El conflicto comenzó al iniciar el año y los trabajadores denuncian la ausencia de diálogo para recomponer la situación. Luego de seis meses sin respuestas, decidieron unirse y conformar una cooperativa de trabajo, según informó Claudio Caponera, otro de los abogados de los empleados despedidos.

El auge de las cooperativas data del primer lustro de la década pasada cuando, ante la crisis económica y social del 2001 dejó a muchos trabajadores sin su empleo ya que los patrones abandonaban las fábricas. Organizados, se hacían cargo de las instalaciones y continuaban con la producción que allí se realizaba, reactivando sus industrias y logrando hacerse sustentables y sostenibles en el tiempo.

La cooperativa conformada por los trabajadores de Petinari se conformó al presentar la quiebra de la empresa y trabar la inhibición general de bienes. El Movimiento de Empresas Recuperadas forma parte de esta iniciativa ya que los abogados que acompañan a los trabajadores, han asistido legalmente a esa organización lo que les permite contar hoy con su apoyo.

El abogado Coronado reconoció que Petinari intentó que los empleados volvieran a sus puestos de trabajo, con el cobro de los salarios adeudados, pero la patronal fue la que no quiso dialogar. La chispa que comenzó el conflicto fue el no pago de la segunda quincena de enero, momento en el cual los trabajadores decidieron comenzar con un paro que no encontró una solución, y desembocó en tomas y desalojos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.