En la marcha contra la inseguridad, los vecinos fueron recibidos por Curutchet; luego se politizó el tema

El jueves 3 de mayo, en horas de la noche, unos 150 vecinos se agolparon frente a la Municipalidad de Marcos Paz, luego de recorrer varios puntos de la ciudad reclamando seguridad. Entre los reclamos más frecuentes se escucharon la falta de atención a los vecinos ante los llamados al 911, o directamente la falta de presencia policial.
En virtud de los comentarios que se reproducen en redes sociales, los vecinos se quejan de que en los barrios de Marcos Paz la gente se dirige corriendo a sus casas cuando vuelve del trabajo, o de estudiar. “De qué sirve que nos prometan tantos patrulleros si los que se ven pasean por el centro de Marcos Paz”, señalaba una vecina, haciendo alusión a un reclamo histórico, donde los barrios siempre han sido más inseguros.
“La policía es una competencia provincial y nos encontramos en un contexto de políticas pública de ajuste. Esto complica todavía más a un municipio que tiene que atender ésta y muchas otras cuestiones. En la búsqueda de soluciones, el secretario de Seguridad Silvano Pestrín compartió políticas y acciones puntuales en cuanto a mejorar y aumentar los controles”, contó la concejal del Frente para la Victoria-UC Verónica Casco, en un intento de justificar políticamente el reclamo genuino de los vecinos, que no responde a ningún partido político.
Sí fue valorable que el intendente Ricardo Curutchet se pusiera al hombro el eje del reclamo y escuchara cara a cara a los vecinos, invitándolos a la reunión en el Honorable Concejo Deliberante a presenciar el compromiso político y de fuerzas de seguridad para lograr una mejor seguridad en la zona: “en conjunto con el intendente, comunicaron la decisión de llevar adelante un número telefónico de denuncias y pedidos urgentes -un 911 local- para agilizar la velocidad de respuesta ante un llamado, ya que el número de emergencias actual funciona desde una repetidora de Moreno. También explicaron que los nuevos vehículos -cuatro enviados por la provincia y uno puesto en valor con fondos municipales- permitirán duplicar las cuadrículas; es decir que el recorrido de cada patrulla tendrá la mitad de extensión, reduciendo también a la mitad la frecuencia de circulación por cada punto del distrito. Además, se comprometieron a reforzar la presencia policial en la vía pública disponiendo en la calle a los 160 efectivos que tiene nuestra ciudad.
CAMBIEMOS TAMBIÉN POLITIZÓ
Ante la marcha en Marcos Paz reclamando al municipio por la inseguridad en el distrito, Javier Prida, presidente de Cambiemos en el partido, expresó su acompañamiento a quienes se manifestaron pacificamente y reclamó medidas concretas para la ciudad.
Referentes locales de Cambiemos mantuvieron una reunión con el Ministro Cristian Ritondo y el Subsecretario de Seguridad Vicente Barreiro. Al respecto Prida explicó que “tuvimos la oportunidad de expresarle a los funcionarios nuestra necesidad de contar con una nueva comisaria con móviles y personal equipado y la incertidumbre por la noticia del traslado de la cárcel de Devoto a nuestra ciudad”. Queremos más seguridad y compartimos los justos reclamos de los vecinos y por eso fortalecemos el diálogo con los máximos referentes en el tema de la Provincia de Buenos Aires”.
.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *