El Vasco Arruabarrena, genial como DT

Tigre empezó la temporada con un puntaje (82) condenatorio. Pero no se resignó Rodolfo Arruabarrena y transmitió un mensaje claro a sus dirigidos: competir al revés de la costumbre. Buen juego y vocación ofensiva. Tras la penosa escalada -les descontó los 38 puntos de ventaja a Banfield y los 17 a San Lorenzo. Y los pasó.

Al fin quedó libre de todo y a un punto del campeón, Arsenal.

En su primera experiencia como DT, el Vasco Martín Arruabarrena (el hombre de Marcos Paz), sembró humildad, sacrificio y trabajo en un plantel como a él le gusta llamarlo, “con referentes” y juventud. Es elogioso el trabajo desde todo punto de vista, teniendo en cuenta que el Matador, por ejemplo, pudo vencer a Boca de local y a San Lorenzo, en el partido más disputado y crispado desde lo mediático de los últimos tiempos.

En todas las notas periodísticas, el Vasco adelantaba que prefería salvarse del descenso, dejar a Tigre en primera y resignar el campeonato. El equipo estuvo a un gol de lograr el primer puesto y un posterior desempate con Arsenal, pero quién puede quitarle méritos como DT? Si tuvo que salir a apagar incendios de jugadores que ya no están, salvarle la ropa a DT que fueron irregulares y convenció con el lema “no somos menos que nadie” al mismo plantel que inexorablemente se iba al Nacional B antes de arrancar el campeonato.

Si bien el Vasco tuvo como máximo exponente a Carlos Bianchi en su carrera, y el cuenta que antes de asumir en Tigre tuvo una charla de al menos dos horas con el Virrey, el joven DT fue genial, y mínima diferencia generacional con los jugadores, aportó a la buena onda y al respeto mutuo como grupo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *