El secretario de salud, Héctor Olivera, hace su descargo acerca del caso María Isabel Aranda

El secretario de salud local, el Dr. Héctor Olivera, contó su verdad de los hechos con respecto a la muerte de María Isabel Aranda, de acuerdo a la documentación de la paciente y a la historia clínica que quedó en el hospital.

En su relato, dio a conocer que esta mujer ingresó a la institución el día 5 de julio por un síntoma de dolor en el pecho, tenía antecedentes de ser enferma cardíaca, en el 2006 tuvo un infarto y en el 2008 se le colocaron dos stend. Aparte del interrogatorio y análisis clínicos que le ordena el doctor que la atiende, ordena que se realice un electrocardiograma: “Los análisis no indicaban que en ese momento había un infarto ya instalado, nosotros sabemos que a veces sólo está el dolor intenso en la zona del pecho. En principio el electro da normal, por eso la señora queda en observación. A las horas se le vuelven a hacer análisis nuevos, se ve cómo evoluciona el dolor, y ante la sospecha clínica de que puede tratarse de un problema coronario, las normas indican que hay que darle una medicación. La señora se sentía bien y después vuelve para el resultado de los análisis, en los que le sale el azúcar muy alto entonces se trata de corregir la glucemia colocando suero y se le hace un tratamiento para la enfermedad coronaria, que suele hacer con una protección gástrica. Lo inesperado es que luego de la inyección la señora se empieza a sentir mal, se le baja la presión que indicaba que estaba teniendo una reacción alérgica severa, suponemos que puede haber sido por la ranitidina (droga que funciona como protector gástrico) porque coincidió con ese momento. Entonces como la señora no podía regular la presión y demás pasa a terapia intensiva”, relató con detalle Olivera, agregando que a la noche del mismo día la paciente tiene un infarto cuando ya estaba en terapia. Lo que hace que el corazón empiece a fallar (sumado a que ya había tenidos infartos anteriores), por lo cual empiezan a fallar otros órganos.

– ¿No se le hizo una prueba de reacción alérgica antes de inyectarle la ranitidina?

– Es un medicamento que es muy raro que genere acción alérgica. Es más después estuvo recibiendo ranitidina también, y es una medicación que está dentro de las normas habituales del tratamiento, se lo damos a pacientes que reciben muchos medicamentos a la vez. No está descripto que genere reacciones alérgicas tan severas como tuvo esta señora.

Olivera explica que María Isabel entra a terapia por el shock alérgico que había manifestado, es una emergencia que se trata en terapia, “hasta hubo necesidad de entubarla a la señora para poder mantener una adecuada oxigenación de los tejidos, coincidentemente con esto el infarto evoluciona esa misma noche, se ve bien en el electro, que podría haberlo tenido sin el shock alérgico porque ella no viene al hospital por una reacción alérgica a algo sino que viene por un dolor en el pecho, nosotros la interpretamos como una enfermedad de tipo coronaria”, dijo el funcionario, indicando que la mujer falleció el día 11 de julio por fallas cardíacas, el corazón no alcanzó a bombear como corresponde para mantenerla viva.

“Le hemos tratado de explicar de distintas maneras a los familiares lo que pasó, pero nos entienden bien los motivos y las intervenciones médicas. La familia acusa al hospital de que vino caminando, le dieron una inyección y se murió. Dudan de lo que pasó, piensan que les mentimos o estamos tergiversando las cosas, se ha roto la confianza”, declaró el doctor, informando que han entregado la historia clínica a los familiares para acceder al derecho de iniciar acciones legales.

Po su parte, el intendente Ricardo Curutchet inició un sumario administrativo para establecer las responsabilidades de cada uno en este hecho dudoso hecho de supuesta mala praxis.

“Desde el punto de vista médico legal hay muchas cosas que se pueden hacer, y eso nos va a acercar más a la verdad. Si hay una demanda contra el hospital hablando de mala praxis, seguramente se hará un análisis del cuerpo para determinar las causas de la muerte”, concluyó el Secretario de Salud Héctor Olivera.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *