El presidente Mauricio Macri estuvo en Marcos Paz y prometió que los que no tienen cloacas, las tendrán

En la mañana del lunes 31, cuando eran las 9 en punto, el presidentemacri-curutchet-tapa_optmacrimarcospaz1 macrimarcospaz2 de la Nación, Mauricio Macri, visitó Marcos Paz por primera vez para cerrar obras en la planta cloacal y así prometer que el 35% de la gente que hoy no tiene cloacas, tenga. Lo acompañó en su breve visita el intendente de Marcos Paz, Ricardo Curutchet.
“Son 50 mil vecinos que se van a ver beneficiados”, arrancó en su discurso el Presidente. Agradeció al intendente y a los vecinos.

Se trata de una obra de 64 millones de pesos, iniciada en el año 2013, a través de la cual se logró duplicar la capacidad operativa de la red cloacal del distrito. Esta obra, junto con la ampliación de la Planta depuradora del barrio Nuestra Sra. de la Paz, realizada en simultáneo, sumaron una inversión de 100 millones de pesos. Macri llegó para la inauguración formal de la misma, y si bien no trajo fondos, prometió las cloacas a toda la población.

“Quiero felicitar a los ministros, a los muchachos que están trabajando. Cuando arrancamos en política en la ciudad de Buenos Aires nos decían que las obras que van bajo tierra, nadie se acuerda. Pero nosotros nos ocupamos de las obras de inundaciones y de saneamientos. La dignidad de la gente también pasa por tener agua potable, cloacas, y por eso es tan importante hoy es que podamos darle solución a 50 mil personas más. Este es el camino, nos hemos comprometido en el plan de saneamiento del Matanza Riachuelo. Nuestro compromiso es que el 100% de los argentinos tengan cloacas y agua potable”, subrayó Macri, en la planta cloacal del barrio Gándara.
“Nuestra idea es sanear la contaminación alrededor de la cuenca. Hay un 35% de vecinos que en Marcos Paz no están conectados a las cloacas, y se van a acabar los problemas de bombas que no funcionan y saneamientos que no se hacen”, añadió.
El Jefe del Estado destacó que la puesta en marcha de estas unidades de depuración son otro paso adelante en el camino para “asegurar igualdad de oportunidades” a miles de vecinos.
Afirmó que el acceso a las redes de agua potable y cloacas es esencial cuando se habla de “los derechos humanos del siglo XXI”, porque “significan la dignidad de la gente”.
“Hay muchas obras que están comenzando, otras que se van a terminar y lo bueno es que las obras vuelven a ser sinónimo de alegría, esperanza y optimismo y nunca más serán sinónimo de corrupción”, aseveró.
Las dos plantas habilitadas en los barrios Gándara y Nuestra Señora de la Paz, en Marcos Paz, forman parte del plan de saneamiento estructural de la Cuenca Matanza-Riachuelo, apuntó el Presidente.
“Estoy feliz de estar acá y de cumplir con el compromiso que hemos asumido”, señaló al hablar durante el acto celebrado en Barrio Gándara.
Durante el acto Macri apretó el botón que puso en marcha las turbinas para el tratamiento de desechos cloacales y efectuó una recorrida por las instalaciones.
Las obras realizadas en las dos plantas incluyeron la construcción de edificios y estructuras de hormigón con el fin de mejorar su funcionalidad. Y también se procedió a instalar moderno equipamiento tecnológico y electrónico para el tratamiento de fluidos cloacales.
La ampliación de las unidades depuradoras sumará un aporte importante al saneamiento de la Cuenca Matanza Riachuelo, que abarca a la ciudad de Buenos Aires y a 14 municipios del conurbano bonaerense.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.