El patrimonio histórico de la imprenta de Chaar, fue adquirido y donado al museo municipal

El intendente, Ricardo Curutchet, entregó en los días anteriores un reconocimiento a dos vecinos de nuestra comunidad en agradecimiento por su colaboración desinteresada en la preservación del patrimonio histórico de la ciudad de Marcos Paz.

El reconocimiento, que fue acompañado por el presidente del Concejo Deliberante y funcionarios del Ejecutivo, fue para Alberto Chaar, imprentero de larga trayectoria de Marcos Paz, y Luis Goyanes, quien adquirió y donó al Municipio la primera imprenta que funcionó en nuestra ciudad, para que pueda ser expuesta en el salón museo “Ricardo Giancola” de la Casa de la Cultura.

Alberto Chaar, dueño de los “Talleres Gráficos Chaar”, donde se imprimieran entre otras cosas los primeros ejemplares del periódico “La Estrella”, se jubiló en su oficio en julio de este año y cerró las puertas de los talleres gráficos. Entre las distintas maquinarias que quedaron sin uso, se encontraba la histórica Minerva, cuyo dueño original había sido Rodolfo Riolfi, y que ahora pasará a formar parte del patrimonio de la comunidad.

El intendente Curutchet agradeció a Luis Goyanes y Alberto Chaar haber brindado la posibilidad de que esta pieza de la historia de nuestra ciudad, testigo de la eventos familiares, culturales y sociales de varias generaciones de marcospacenses, trascienda su época y quede para siempre al resguardo de la comunidad.

El experto imprentero contó que comenzó siendo empleado de la que después sería si imprenta: estuvo 13 años de empleado del Señor Riolfi y a sus 26 se convirtió en dueño. A los 76 años decidió parar con sus actividades en la imprenta y hoy se siente muy contento que sus máquinas van a quedar en Marcos Paz, “van a pasar generaciones y generaciones y el museo va a estar acá”.

Cuando Luis Goyanes se enteró de que Chaar quería rematar sus máquinas, “le planteó el tema a Víctor Magni y a Ricardo, y les dijo que él quería comprar una máquina para donar a la municipalidad, y así es que se dio”, dijo Alberto Chaar, agregando que todas sus máquinas funcionan, pese a los años que tienen se conservan en perfecto estado y ni siquiera hacen ruidos.

Según expresó Chaar, disfrutó su trabajo toda la vida, “es un oficio lindísimo, yo no quería estudiar, no me gustaba el estudio y dicho y hecho, después de terminar un año escolar me metí en la imprenta y un día vinieron dos profesores, la profesora López y Amadeo Ragone y los dos me decían: con lo burro que eras en la escuela como aprendiste esto!? Y les dije que era muy simple, la escuela no me gustaba, lo mio era la imprenta”.

Por su parte, el farmacéutico Luis Goyanes, cuando se enteró que las máquinas de la imprenta se ponían en remate, fue a verlas y se le ocurrió comprar una de ellas: “Lo llamo a Víctor Magni y le comento de mi idea de comprar una máquina Minerva, de 1857 con la que se imprimió uno de los primeros diarios de Marcos Paz, para donar a la municipalidad con el propósito de mantener el patrimonio cultural de Marcos Paz. La alegría fue cuando me entero de que la municipalidad iba a comprar el resto de las máquinas para poder formar un museo a futuro”, explicó el hombre, entusiasmado con este proyecto que quedó en manos del área de Cultura del Municipio de Marcos Paz, para que todas las generaciones futuras puedan apreciar cómo fueron los inicios de las primeras imprentas.

El intendente local, Ricardo Curutchet, resaltó que este proyecto tiene un fin histórico, cultural y educativo, “la sala de la Casa de la Cultura nos va a quedar chica y seguramente lo haremos en alguna sala de lo que va a ser la quinta de Devoto”, expresó el mandatario, destacando el hecho de que cada uno desde su lugar puede hacer su aporte y esfuerzo para el bien de las presentes y futuras generaciones.

“Es muy importante esto, por eso agradezco a Alberto y a Luis que tomó la iniciativa de comprar esa máquina y el municipio quiso acompañar para aportar a la cultura de Marcos Paz, vamos a tener una linda imprenta histórica para el patrimonio cultural e histórico del municipio. También queremos aprovechar la experiencia de Alberto para que cuente sus experiencias en este oficio, cuando se hagan recorridas con chicos de las escuelas. Es una satisfacción muy grande, que se logró con el aporte de todos, pensando en un mismo objetivo”, concluyó el mandatario de nuestra localidad.

Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *