El embajador de Portugal, huésped de honor en Marcos Paz

El embajador de Portugal, Joaquín José Lemos Ferreira Marques, fue declarado huésped de honor en la parroquia San Marcos Evangelista, el… jueves 13 de mayo por la tarde. Además visitó la capilla de Fátima, justamente en el día de esta virgen de origen portugués, lugar que fue construido por las colectividades portuguesas locales.
El embajador fue recibido con la alfombra roja en la oficina de la iglesia, y para la ocasión estuvieron presentes el cura párroco Fabián Mascarrell Jofré, el intendente Ricardo Curutchet, vecinos y miembros de la colectividad  portuguesa en Marcos Paz.
El nuevo huésped de honor de nuestra ciudad, mantuvo un diálogo con los medios locales y contó que es la segunda vez que visita Marcos Paz, ya que la primera lo hizo para visitar la Capilla de Nuestra Señora de Fátima, «y tuve la oportunidad de ver a un pueblo que me encantó mucho porque es un pueblo muy lindo. Nuestra Señora de Fátima para nosotros los portugueses es el recurso para cuando estamos en peligro, nos acogemos bajo su protección».
El embajador declaró ser católico, pero no practicante «aunque cuando en casa estamos con algún problemita somos practicantes», dijo entre risas el portugués que se siente «como en casa» estando en la Argentina, «porque tenemos las mismas tradiciones, aunque en Portugal tenemos muchos pescados y no tenemos los asados que ustedes tienen».
Joaquín José Lemos Ferreira Marques contó que antes de ser embajador en nuestro país, lo era en la India, y que allí las cosas son totalmente distintas, ya que hay muy pocos católicos y además no se podía comer carne de vaca ya que es un animal sagrado.
Mencionó que sociedades como las españolas, italianas o portuguesas, son lugares donde las personas se encuentran para no olvidarse de su cultura y así poder transmitirlo a sus hijos. Ya casi al final de la charla con los allí presentes, comunicó un saludo y un abrazo de fraternidad para todos los portugueses de Marcos Paz.
Por su parte, Curutchet expresó: «Es un honor que nos esté acompañando el embajador de Portugal en un día tan especial para toda la cristiandad y a la vez para toda la comunidad portuguesa. El primer templo de Marcos Paz fue justamente lo que hoy es la Capilla de Fátima que en su momento cayó por un tornado. Esa capilla después de muchos años se volvió a levantar con el esfuerzo y los brazos de muchos vecinos de Marcos Paz y la colectividad portuguesa».
Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.