Docentes acompañaron el reclamo de Suteba y cortaron la calle Sarmiento

El miércoles 27 por la mañana,  un grupo de sesenta docentes cortaron la calle Sarmiento a la altura del Consejo Escolar para reclamar al mismodoc1 doc2 doc3 una mejor alimentación a los chicos en las escuelas y saber cómo estaban las situaciones de aquellas construcciones edilicias, pidiendo que se destinen fondos para terminar las obras.  Este reclamo estuvo encabezado por Suteba, uno de los gremios que ha avalado las primeras 48 horas de paro docente casi en todo el país y que tiene definido otro paro en esta semana.

Por el Consejo Escolar se hicieron presentes el Presidente Joaquín Garitonandía, la secretaria María Isabel Domínguez y las otras dos consejeras escolares que completan la lista, Susana Ferrari y María José Rodoni. En representación del gremio se expresaron Ana María Rodriguez (Secretaria General de Suteba a nivel local) y algunos profesores que se incorporaron al reclamo, como Fabián Bettini, que tuvo un cruce con Garitonandía: cuando el primero de ellos reclamaba al Consejo que hagan todo lo posible para que los chicos se alimenten mejor, el segundo le dijo “tal vez no estés de acuerdo en cómo hacemos las cosas nosotros, por eso te postulaste para ser consejero escolar, no te acompañó la gente con el voto y no lo fuiste”. Los otros docentes apoyaron a Bettini, diciendo que nada tiene que ver un asunto con el otro, tomando la declaración de Garitonandía como una provocación.

Según  la sindicalista del gremio docente Ana María Rodriguez, el Consejo Escolar  tiene el mismo dinero del año pasado para mantener al doble de alumnos, “con la inflación del 30% que hubo, con el mismo dinero para darle a más alumnos que ingresaron este año, si ya el año pasado se estaba criticando la calidad y la baja de los cupos del comedor, este año evidentemente van a tener más problemas, de hecho el barrio Bicenteneario no se tendría que haber construido sin planear instalar una escuela y un jardín, por eso le pedimos creatividad para priorizar las necesidades del comedor escolar de la 501, 502, laboral y la agraria”, indicó Rodríguez, agregando que los chicos no pueden estar “con una rodajita de pan, mate cocido y un plato de guiso durante ocho horas diarias, los chicos tienen que alimentarse bien para poder alfabetizarse, aprender un oficio e insertarse a la comunidad, tienen que comer otro tipo de comida”.

Si bien Rodríguez reconoce que en muchas localidades de la provincia se detecta la misma necesidad, en el partido vecino de Merlo, por ejemplo “lo que no se puede conseguir con fondos de provincia, los gobiernos municipales se hacen responsables, a ellos les robaron computadoras y televisores de una escuela secundaria y el gobierno local se hizo cargo de eso”. Además contó que el año pasado propusieron la idea de que el Concejo Deliberante trabaje junto al Consejo Escolar y puedan idear una solución para mejorar la alimentación de los chicos que van a la escuela ocho horas diarias, “pero no tuvimos respuesta de ningún bloque del Concejo Deliberante local, son todos cómplices de este mismo gobierno nacional y provincial que ajusta para abajo”.

Rodríguez aclaró que no solamente están luchando por un salario digno para ellos, sino que están peleando para mejorar las condiciones de cursada de los alumnos: “También queremos que los padres se hagan cargo de esto, que defiendan la educación pública de sus hijos como la estamos defendiendo nosotros, la plata para la educación y la plata para la salud y que entiendan que por eso hoy estamos frente al Consejo Escolar, y los miembros del Consejo decidieron ser los intermediarios entre la población y el estado provincial y tienen que ser quienes lleven la queja y la resuelva”.

Cabe resaltar que no todos los docentes que estaban allí manifestándose son afiliados a Suteba, sino que se acercaron todos los que querían expresar su descontento, “hay compañeros que se sienten comprometidos con los que pasa en sus escuelas y por eso vinieron acá, había una necesidad de hacerse escuchar”, concluyó la Secretaria General de Suteba Ana maría Rodríguez.

Por su parte, el Presidente del Consejo escolar Joaquín Garitonandía, argumentó que “no es tan fácil hacer tanta variedad de comidas para tanta cantidad de personas, por eso siempre se opta por las comidas de olla”. El punto de la discusión es que los docentes pidieron que los chicos ingieran otro tipo de comidas, fuera del guiso de arroz y fideos, aunque Garitonandía afirmó que los chicos no comen todos los días lo mismo, y que ellos tratan de hacer lo mejor que pueden con el presupuesto que tienen.

El grupo de docentes sostiene que con el mismo dinero del año pasado no podrán realizar mejoras en el menú de los chicos, “el año pasado le pedimos que pero por lo menos prioricen mejorar la alimentación de las escuelas de jornada completa, esto le pedimos a ustedes, los pibes se descomponen de tanto comer guiso”, volvió a decir la gremialista, recalcando que si como intermediarios (refiriéndose al Consejo Escolar) no pueden hacer nada, “realmente no sé para qué están estos intermediarios que la democracia nos pone a votar para que nos representen”.

El docente Fabián Betini acusa al Consejo de querer garantizar algo para lo que no tienen fondos económicos, diciendo que sólo es un discurso cómodo que comunican las autoridades del mismo: “En la escuela 5 faltaban 12 kilos de pan y al reclamárselo al panadero me dijo que no le estaban pagando, entonces la variable de ajuste es la comida de nuestros alumnos, venimos a exigir que tomen en serio el tema del comedor escolar”.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *