Detienen a dos peligrosos delincuentes que habrían participado en una docena de robos

Walter López, uno de los capitanes de la comisaría de Marcos Paz, en una charla con este medio, informó que el nuevo móvil (un Corsa 0km.), ya se puso en funcionamiento el mismo día de su llegada y esta recorriendo la zona céntrica de la ciudad. En los días próximos se tiene previsto la entrega de las diez camionetas que se pusieron a reparación en manos de la empresa Ford, en La Plata. Una vez arregladas, 2 de esas diez, serán para la policía marcospacense.
En cuanto a los hechos delictivos, López dijo: «Estamos teniendo una relativa tranquilidad que es compatible con el esclarecieminto de estos robos calificados y da cuenta que se lo estamos atribuyendo a las personas indicadas». Se refiere a los dos «motochorros» (así los definió en la edición anterior), que usaban un arma de fuego y un cuchillo y roban carteras, celulares, dinero a la gente, entre otras cosas.
Para que hoy estén detenidos se realizó una investigación que comenzó con la tentativa de robo de la moto de Andrés Swick, cuando al querer sustraerle su moto le dispararon por la espalda atentando contra su vida. La moto de Andrés fue secuestrada por personal de la policía para hacer las correspondientes pericias e investigaciones de los impactos de bala en el asiento y demás. El 11 de enero, tiempo después de este hecho, le sustrajeron la moto que antes habían intentado robar a Cristian Swick, el hermano de Andrés. «Con el correr de los días fuimos tomando nota de hechos parecidos que se iban sucediendo, y haciendo un análisis del mapa, horarios y lugares donde se venían cometiendo los mismos, establecimos una ruta, y salimos a cortarlos con éxito, porque se estableció el lugar especifico donde interceptar a estos delincuentes. A la tercera noche, cuando ya sabíamos donde esperarlos, los perseguimos, los interceptamos y los detuvimos. Le secuestramos la moto Gilera (la que utilizaban para cometer los delitos), un arma de fuego, un cuchillo y vestimenta. Lo que hacían era cambiarse de remera luego de cometer un delito para confundir a la policía y a las víctimas», explicó el capitán respecto a como comenzó el esclarecimiento de estos robos; aunque también contó, que como al no tener perdido de captura, estas dos personas recuperaron su libertad: Sergio Nicolás Pereyra de 21 años, y otro joven menor de edad; los dos de Marcos Paz. Resultó ser que la moto en la que andaban, había sido robada en el 2008 del tanque del agua, es decir, estaba secuestrada: Pereyra era encargado de custodiar vehículos secuestrados en Tránsito, aunque Adrián Barros, titular de tránsito, señaló que no estaba contratado por el municipio.
Se contó con el aporte de funcionarios y empleados municipales que dieron detalles de ese hecho, y así es como se descubrió que Sergio Pereyra había robado esa moto. «La raíz de esta investigación es el hecho de Andrés Swick, y no es casualidad que la moto que fue robada del corralón, tuviera colocada la funda de la moto que le robaron a Cristian Swick, y como prueba fehaciente, esa funda tenía dos orificios de balas que ya habían sido fotografiados en la moto de Andrés Swick», declaró López, para luego afirmar que finalmente la justicia (la fiscalía de la Unidad Federal de Investigación Nº 16 de Mercedes), por medio del trabajo del doctor Marchionne, ha entendido que son suficientes las pruebas con que se cuentan para proceder a la detención de esas dos personas.
Por otra parte, también informó, que además del caso de Andrés, hay una docena más de delitos en los cuales están involucrados los mismos delincuentes. El menor de edad fue derivado por la fiscalía al lugar adecuado, ya que Marcos Paz no tiene calabozos para menores; y el ladrón mayor de edad se fugó y más tarde fue encontrado en una ciudad entre el límite de Entre Ríos y Corrientes, pero ya fue capturado.
Ya en el final de esta entrevista, el capitán Walter López pidió a aquellos que hayan sufrido algún robo de características similares, que se acerquen y denuncien en la comisaría.                Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *