Después del caos del corte de ruta reclamando energía eléctrica, hubo detenidos y liberados

Luego del corte de ruta que protagonizaron no más de 30 personas en la ruta 40 entre el barrio Bicentenario y Don Rolando, el comisario Ariel Orozco señaló que se detuvieron -se supo que luego los liberaron por orden judicial- al menos dos sujetos. En otros episodios delictivos, hubo más detenidos por robos, y han sido reconocidos por las víctimas: «Lamentablemente no se les secuestraron las armas. Los delincuentes se movían en vehículos diversos. Tampoco se les secuestró el dinero”, señaló Orozco.
En el corte de ruta reciente, se registraron piedrazos, cobro de peaje y robos de billeteras. «Tratamos de evitar que los delincuentes eviten provocar desmanes. Se les tomó la determinación de sacarlos, cuando la hostilidad aumentaba. No podemos reprimir habiendo menores, los usan para provocar delitos”, añadió Orozco.
Mientras que el intendente Ricardo Curutchet, en otro tono, advirtió: «Entiendo y comparto la pregunta de ustedes, nosotros hemos pedido los informes a Policía y Gendarmería, más distintas líneas de acción social que tiene el municipio. Nosotros arrancamos de oficio para presentar daños y perjuicios privados. Soy respetuoso de la superioridad pero no quiero vulnerar los derechos de los trabajadores que tienen derecho a transitar libremente. La Justicia debe accionar, con nutrida información que le aportamos. Cuando tenés a un tipo que es agitador y no entienden lo que es el diálogo, nosotros arrancamos a actuar de oficio. El corte de energía era proveniente de la prestadora de servicios de Merlo, Edenor deja que desear también, no quiero desmerecer a los funcionarios de la empresa, pero les llega distorsionada la información a los vecinos cuando anuncian de cortes programados. Pero no hay que romper todo. No es una pueblada, son 20 o 30 inadaptados y violentos que no tienen derecho a agredir a la gente”, enfatizó Curutchet, en una nota en la sede del COM.
Al día siguiente de los hechos de vandalismo, se encontraron no sólo restos de cubiertas quemadas y el asfalto recalentado y removido, sino parabrisas astillados, restos de todo tipo y piedras, las que algunos vecinos utilizaron para amedrentar a los transeúntes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.