Cortaron la ruta por una causa judicial, y dentro del barrio pedían “peaje”

Unas 20 personas, hace una semana, cortaron la ruta 40 a la altura del paso a nivel de la calle Piedras, en reclamo de la libertad de uncorte01 corte02 corte03 vecino que está detenido en la comisaría de Padua, por un presunto caso de violencia de género. Se trata de Carlos Tabarez, un empleado municipal, quien fuera denunciado por su ex mujer, por una causa de aparente violencia de género.
Ariel, uno de los vecinos que cortó la ruta y que salió en defensa del detenido, decía: “a él le metieron cinco denuncias por violencia de géneros y no es así. La mujer de este empleado prostituye a la hija, anda en cosas raras. A él lo llevaron preso porque supuestamente le pegó. Hace casi más de un mes que está preso y solicitamos que le pongan un abogado, ya que no tiene para pagar a un defensor. El hijo está muy dolido, viviendo actualmente con un primo en Pontevedra, y la hija se encuentra con la madre. Nosotros queremos que lo liberen, porque la causa es injusta”.
Las pirañas
Una vez que el tránsito fue desviado al barrio Gándara, gente de mal vivir empezó a pedir dinero, a modo de “peaje” para dejar pasar a los autos. Otra vez, la situación fue caótica y a la policía local se les escapó de las manos el control, que sólo apostó efectivos en el lugar del corte, pero no en el interior del barrio.
A tal punto que si un conductor de vehículo se negaba a pasar, le apedreaban el auto, una imagen lamentable del descontrol, los excesos y la falta de autoridad para frenar a esos delincuentes que sin ocupación alguna, andan al acecho de la gente que trabaja. Muchos también se preguntaban dónde estaba la Gendarmería…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *