Cortaron la Ruta 40 (ex 200) para pedir Justicia, por el asesinato de la nena de Merlo

Cerca de las cuatro de la tarde del martes familiares y amigos de789ee11ba870d56adf4fe3a862f2d311_XL Maida Saccone, la nena de tres años asesinada el lunes al mediodía, se reunieron en la Ruta 200 a la altura de la estación del Kilómetro 34,500 y en la intersección de esta arteria con la calle Gaboto, donde ocurrió el hecho.

Con gomas prendidas fuego y cascotes en medio de la Ruta, cortaron el acceso en ambos sentidos, así como también los dos paso a nivel que tiene en esa zona la línea Sarmiento diesel que hace el recorrido Merlo – Lobos.

Según vecinos de Maida, el primer corte había ocurrido en la intersección de la ruta 200 con la calle Gaboto, pero la Policía realizó su propio corte más adelante, cerca de la estación del 34,500, desviando el tránsito hacia las calles paralelas. Esto impedía el objetivo primero del corte que era dar a conocer el reclamo ante los vecinos y transeúntes. Es por ello que decidieron abandonar ese sitio para trasladarse hacia la estación de servicio Oil del km 34,500. Allí se concentró muchísima gente.

A los gritos, quienes eran las organizadoras de la movilización, ordenaron a las personas que “vayamos todo para allá, dejemos ésto. Que lo levanten ellos”. Así indicaron que el corte debía trasladarse hacia más adelante.

“Vamos a dejar pasar un solo auto cada media hora”, les ordenó. Al consultarles, explicaron que al tener un corte policial más adelante del que ellos realizaron, los automovilistas no llegaban a conocer el verdadero reclamo entonces, al dejar pasar de a pocos autos, por lo menos lograrían hacerse escuchar.

“Los soltaron hoy al mediodía”, dijo una familiar de Maida a los gritos. Además, explicó que “tienen toda la plata” y los largaron. Los asesinos de la nena de tres años habían sido identificados y capturados ayer pero, según denuncian amigos y familiares, este mediodía los liberaron al pagar la fianza.

Además, informaron que a estos dos hombres que habían sido detenidos les habían secuestrado la moto en la que transitaban cuando sucedió el hecho y que el arma 9 milímetros que encontraron en su poder coincidía con la vaina de la bala que mató a Maida.

“El domingo había festejado el cumpleaños de su hermanita y el lunes salió con su hermana, primita y mamá a comprar y pasaron estos dos en moto, que venían de robar, tiraron un tiro, la bala rebotó en la pared y le perforó el corazón”, dijo una familiar de la nena asesinada. “Por un Nextel mataron a una nena de tres años. Si fuera que Dios se la llevó, pero se la arrancaron. La madre está destruida, se descompuso tres veces en el velorio”, agregó.

El episodio ocurrió el lunes alrededor de las once de la mañana cuando, en una distribuidora ubicada en Gaboto y Tellier (partido de Merlo), dos jóvenes en moto y armados, sorprendieron a un hombre y le robaron el teléfono celular. El asaltado los comenzó a correr y los asaltantes, al notarlo, dispararon un tiro que rebotó en una pared e impactó en el pecho de Maida, matándola.

Una vecina de Maida dijo que “creo que los que la mataron son conocidos de la familia”. Es que, según una familiar de la nena, los asesinos viven a siete cuadras de la casa de la nena. Incluso temen por probables amenazas a la familia ya que “no son nenes de pecho. Tienen toda la plata y pudieron salir. Lo único que sabemos es que están libres, por eso está todo el barrio acá”. Además, “la propia Policía nos dijo que tienen un prontuario grande”, agregó.

Cuando finalmente el tránsito fue liberado por la Policía como para permitir que los autos lleguen hasta el corte que realizaron los familiares y amigos, la solidaridad se hizo notar. Los bocinazos se hicieron sentir y las quejas por el caos de tránsito quedaron a un lado. A la luz de las gomas quemadas y con el sonido de los bombos como cortina, el canto que todos enarbolaron fue el de “seguridad” y “Maida presente”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.