Cerró una faenadora de pollos y 70 trabajadores se quedaron en la calle: cortaron la ruta 40

El viernes 12 de octubre, la ruta 40 fue interrumpida por un corte a la altura del kilómetro 50

(paso a nivel de la calle Ferrari) por trabajadores del peladero de pollos “Don Marcelo”, ubicado en esa misma zona, en las cercanías de donde se encuentra el galpón de los colectivos de Ecotrans, que reclamaban por sus puestos de trabajo, ya que este peladero de pollos cerró sus instalaciones de un día para otro, dejando sin trbajo a setenta empleados.

Ante esta situación, intervinieron Laura Funes, la Secretaria de Planificación y Desarrollo Estratégico y el abogado Maximiliano Sous, ambos representando al municipio de Marcos Paz. Funes se presentó para comunicar lo que habló con el dueño de “Don Marcelo”, Marcelo Calderón: “Yo le dije que ustedes son laburantes que quieren seguir laburando y me dijo que en diciembre se les termina el contrato y él del 10 al 30 de diciembre puede pagar las indemnizaciones. Él dice que la planta esta parada porque ustedes no quieren trabajar y cuando le hablé de las condiciones de salubridad me dijo que sólo había un conteiner y que ya se iba a ocupar. Cuando le dije de hablar para ver qué íbamos a hacer hasta diciembre, me dijo que lo llame a las dos de la tarde porque primero tenía que hablar con sus abogados porque tiene prueba de amenazas. La intención de él es continuar hasta diciembre, pero dice que él sabe que hay diez o quince trabajadores que quieren hacer quilombo y no quieren trabajar, esa es su excusa”, explicó la funcionaria a los trabajadores, quienes afirmaban que quieren que la gente del municipio verifiquen las condiciones en que trabajan.

“Algunos de nosotros hace tres años que estamos trabajando en negro y nunca nos blanquearon. Somos setenta familias las que nos quedamos sin trabajo. Estuvimos toda la semana ahí, para ver si venía a hablarnos alguno de la empresa, algún encargado o alguien y no había nadie. Por eso tomamos esta medida, además de que trabajábamos en pésimas condiciones, en pleno invierno trabajábamos todos mojados, con las botas rotas y comíamos en el patio, hasta los días de lluvia. Teníamos que prender fuego para calentar agua porque a veces no teníamos ni gas”, contaron los trabajadores protagonistas del corte de ruta, denunciando a Calderón por malos tratos y falta de desinterés total, “si no te gusta haceme juicio”, decía el dueño del peladero de pollos a sus empleados.

El corte se realizó entre las 12 y las 14 horas, y los trabajadores básicamente reclamaron la reincorporación a sus fuentes laborales, esperando respuestas de los responsables de la empresa, que según ellos abandonaron el lugar de trabajo de un día para otro. “La producción siempre fue buena, se faenaban hasta 5 camiones y medio acá en Marcos Paz y dos camiones en Navarro, él facturó siempre, y a veces no nos daban ni guantes para trabajar”, declaró indignado uno de ellos.

 

Mariano Plaza

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *