Casi mil personas disfrutaron de la fiesta de la Yerra

El sábado 14 de noviembre en horas del mediodía se realizó la 6ta «Fiesta de la Yerra» en el Complejo Federal de jóvenes adultos de 18 a 21 años de yerraMarcos Paz, que cuenta con 201 internos alojados hasta el día de la fecha. Estuvieron presentes autoridades del complejo, vecinos de Marcos Paz y el intendente Ricardo Curutchet junto con otros funcionarios del municipio.
Este medio dialogó con Ricardo Tejeda, director del Complejo Federal de jóvenes adultos y contó de que se trata ‘La fiesta de la Yerra’, que se realiza de manera anual, en el mes de noviembre, hace ya seis años: la finalidad es mostrar el trabajo de campo que hacen todos los residentes alojados en este establecimiento, tareas relacionadas a la crianza de ganado vacuno, porcino, de aves y su domesticación, junto con el trabajo de las tierras y de las huertas. «Hoy finalizamos el evento con un almuerzo con todos los funcionarios que trabajan en este lugar, parte de la comunidad de Marcos Paz y una mesa con los internos que también son parte de estos festejo. Hubo doma, marcado, pialada, varias actividades que comenzaron temprano y por suerte el día acompañó», relató el director de la cárcel de Marcos Paz.
Seguido a las domas, se pudo disfrutar de la actuación de grupos folclóricos y además se rifaron de productos fabricados por los internos y algunos elementos donados por el Complejo Penitenciario Federal 2. Asistieron a esta fiesta casi 1000 personas aproximadamente.
«Siempre hay motivos para festejar algo, hace poco festejamos la creación de un taller de repostería y panadería, lo cuál muestra que nuestra finalidad es reinsertar al interno que está detenido y cada evento tratamos de hacerlo público, que se difunda el trabajo y para que la sociedad entiende que acá se hace un trabajo serio y comprometido, y no cómo se ve en algunos programas de televisión que muestran otra realidad», informó Tejeda, además de exponer que la unidad cuenta con otros talleres, como de fabricación de artículos de limpieza, de electricidad, carpintería, costura, de huertas y crianza de animales. Aquellos internos que no pueden estar enmarcados dentro de alguno de estos talleres, se incorporan al área de formación profesional, donde aprenden un oficio que les permita tener una reinserción laboral. «Todos los talleres que se  desarrollan, junto con los productos, reúnen todos los requisitos de habilitación, y los que exige el municipio y obviamente están habilitados para la venta. Si el interno se incorpora a actividades relacionadas a la educación, al trabajo y a la recreación, baja el nivel de violencia y de conflictividad», concluyó diciendo Ricardo Tejeda, el encargado principal de la unidad 24 perteneciente a la ciudad de Marcos Paz.
Por su parte, Curutchet agradeció al complejo por invitarlo una vez más a esta celebración, la que articula actividades con la ciudad y el Servicio Penitenciario Federal. «Todos los talleres que se desarrollan en las unidades 24, 26 y en la 2, los habilitamos en el municipio, y aprovechamos la oportunidad para traerles y entregarle cuatro expedientes que habían tramitado. Esto sirve también para que la comunidad conozca lo que es una unidad por dentro, que no es lo que se ve en los programas de los medios nacionales, que si es una realidad, pero no es la realidad de Marcos Paz. Tiene un perfil de desarrollo y convivencia interna que dista mucho de lo que pasan en los programas y nos tiene que llenar de orgullo por la unidad de Marcos Paz es una unidad modelo, además de ser una importante fuente de trabajo para la comunidad nuestra», expresó el mandatario. Contó también que se está charlando con los jefes de las unidades el tema de incluir esta fiesta al calendario de festejos del municipio, «que la Yerra sea una jornada de puertas abiertas para que cualquier vecino de cualquier lugar pueda acercarse y compartir un día de campo como el que estamos viviendo», dijo. Resalta la idea de lo bueno que le parece poder compartir un buen momento ameno en familia y con alegría con bailes folclóricos y ballet: «tenemos que cuidar estas tradiciones y potenciarlas, y esto se puede dar en una comunidad como la de Marcos Paz».
Más allá del estilo campestre que se identifica con la figura de Curutchet, el mismo dice: «No soy de a caballo, me gusta el campo pero no tengo campos. Pero si me gusta compartir un buen momento y un pedazo de carne».
Mariano Plaza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.